“Macri viene a Embalse sólo para una foto”

El intendente de Embalse, Federico Alesandri, reclamó que no fue invitado por Macri a su visita a la central nuclear de esa localidad. Aseguró que no es una cuestión personal y que quería plantearle su preocupación por el abandono del complejo hotelero de esa ciudad, que genera la pérdida de 1.000 puestos de trabajo y 300 millones de pesos para la economía regional.

 miércoles, 5-junio-2019

El intendente de Embalse cargó duro contra el presidente Macri y el ministro de Turismo, Gustavo Santos.


Aunque desde ceremonial de la Nación lo niegan, el intendente de Embalse, Federico Alesandri, aseguró no haber sido invitado por Macri a su visita a la planta nuclear que está ubicada allí, y aprovechó la oportunidad para lanzar duras críticas a la gestión presidencial. “Ninguna autoridad municipal fue invitada. No es un motivo de enojo para nosotros. Nos parece que el presidente Macri hoy viene a Embalse a un ágape, a una fiestita, una foto, pero esa foto está muy lejos de la realidad que vivimos los calamuchitanos”, soltó Alesandri en diálogo con el programa Nada del Otro Mundo.

Cuando Macri ya se encontraba en Embalse, Alesandri pidió ingresar a la planta para dejar una carpeta con reclamos al presidente en mesa de entradas.

“El abandono del complejo hotelero son 1.000 puestos de trabajo menos y 300 millones menos para la economía regional”.

Federico Alesandri, intendente de Embalse

Alesandri expresó vía Twitter su “decepción”, argumentando que quería hablar con el presidente para reforzar el reclamo por el estado de la Unidad Turística Embalse (UTE). “No sólo la actividad nuclear está mal en el país por decisiones de este gobierno nacional. El complejo hotelero de Embalse, que depende de la Nación, está abandonado”, apuntó el intendente, quien aseguró que eso genera 1.000 puestos de trabajo menos y una pérdida para la economía de la región de 300 millones de pesos anuales.

El jefe comunal –hijo de Carlos Alesandri, un referente del peronismo cordobés en esa región- reclamó que “nunca se pusieron en marcha los programas de turismo social porque no hay una política seria” y apuntó contra el ministro de Turismo nacional, Gustavo Santos, quien ocupara ese cargo en nuestra provincia hace algunos años durante la gestión peronista, a pesar de ser de origen radical: “Santos me dijo que iba a hacer una revolución en materia de turismo social, que iba a arreglar el complejo hotelero, que le tuviera paciencia. A mí me gustaría que vinieran un día, recorrieran el complejo y me digan si realmente es digno tenerlo como está”.

Alesandri reafirmó que no le molesta a nivel personal la no invitación de Macri –“no me interesa tanto”, lanzó- pero que era una posibilidad para trasladarle estos reclamos. “Hay un gobierno nacional que declama federalismo, que declama respeto, pero que en la práctica lo único que hace es generar grietas, diferencias y malestar. En vez de poder tener un panorama de la realidad embalseña, el presidente solo se va a llevar la foto de una fiestita para muy pocos”, insistió el intendente.