“Macri ya perdió”

Roberto Lavagna realizó declaraciones que lo dejaron muy mal parado al presidente Mauricio Macri. Dijo que la postura del Gobierno al expresar que las elecciones PASO “no sucedieron” forma parte de una permanente negación de la realidad y advirtió que se van a enterar que “sí significan algo”. Además explicó sorprendido que Macri no conocía que el proyecto sobre la renegociación de la deuda no avanzaba porque nunca llegó a circular entre la oposición. Se mostró despreocupado por el futuro político del actual presidente a quien describió como una figura menor en la escena política argentina y afirmó que su plan político “está terminado”.

 lunes, 23-septiembre-2019

El ex ministro de Economía, Roberto Lavagna, disparó fuerte contra el presidente Macri


Aturdido y abrumado. Así se podría caracterizar el estado del presidente Mauricio Macri. Luego de un fin de semana en donde lanzó una serie de tweets desopilantes entre los que se destacan la negación de la realidad – “la elección no sucedió”-, las metas maratónicas –“recorrer 30 ciudades en un mes”-, un optimismo exacerbado frente a lo que marcan las encuestas – “estamos totalmente decididos a ganar”- y plantear que el proyecto de la oposición es similar al de Pablo Escobar en Colombia – “pretenden quedarse con el poder y convertirnos en una narcorepública”- marcan un discurso que, a simple vista, sufre de una cierta desfragmentación de la realidad.

Así también parece haberlo percibido Roberto Lavagna, ex ministro de Economía de Néstor Kirchner y actual candidato a presidente por Consenso Federal, quien anoche durante una entrevista en el programa Debo Decir afirmó que el presidente Macri se comunicó con él la semana pasada para consultarle por qué motivo no avanzaba el proyecto de renegociación de la deuda, a lo que él le contestó que “no había nada circulando” y que “nadie conocía el proyecto”. Según sus palabras, el presidente se quedó muy asombrado. A la media hora hubo un contacto con el ministro de Economía y el proyecto comenzó a circular. Al respecto de la falta de información y comunicación al interior del gabinete nacional, Lavagna señaló que es un clásico del gobierno acusar a la oposición de que no colabora con los planes del gobierno. “Es más fácil hacer responsable a los otros”, ironizó.

El candidato por Consenso Federal también hizo referencia a la cuestión económica del país. Sin pelos en la lengua, habló de que la gestión de Juntos por el Cambio mantuvo una relación íntima “fenomenal” con el sector financiero similar a lo que fue la época de Menem y Cavallo, motivo por el cual “nos dejan la deuda que nos dejan”. Si bien admitió que a él no le gusta elegir “entre el bombo y la patria financiera”, aseguró que uno de los problemas centrales que no lograron resolver fue controlar la tasa de inflación que es la que mueve el dólar y no al revés. “Ahora tomaron algunos parches como poner algo de plata en el bolsillo de los argentinos, bajar el impuesto a las ganancias y el IVA. Pero las están haciendo despacio, en dosis mínimas. No esperen ninguna iniciativa más”, expresó. Consultado sobre la posibilidad de un corralito como en el 2001, manifestó que el cambio de gobierno es inminente y eso debería ayudar a que no suceda, pero “nunca se puede excluir nada”.

Con relación a las últimas medidas económicas que se tomaron desde el oficialismo, aceptó que tanto el ministro Hernán Lacunza como su equipo tuvieron la virtud de reconocer la realidad y que eso “ayuda a llegar” a diciembre. Sin embargo, volvió a arremeter contra Macri a raíz de su reiterado speech en donde dice que la elección no sucedió. “Es la continuidad de una permanente negación. El Gobierno desde el vamos cometió errores. Sin embargo, ellos sabían todo, eran perfectos, el mejor equipo de 50 años y todas las tonterías que dijeron. Se van a enterar que sí significan algo”, advirtió. Respecto del futuro político del presidente, se preguntó socarronamente “¿a quién le puede preocupar? No estamos frente a esos liderazgos que uno no puede ignorar, estamos frente a algo mucho menor”, expresó reduciendo la figura presidencial. “Creo que Macri ya perdió, esto está terminado”, finalizó contundente.