Malos perdedores

El triunfo aplastante del MAS en Bolivia se encontró con la reacción violenta de la oposición derrotada. La derecha organizada ayer realizó la segunda jornada de protestas en las calles para generar un clima de ingobernabilidad.

 jueves, 22-octubre-2020

La derecha boliviana convocó a marchas masivas en todo el país para protestar contra el triunfo del MAS en las elecciones presidenciales, donde arrasó con más del 53% de los votos.


Militantes y dirigentes de los sectores de la derecha opositora boliviana convocaron ayer y anteayer a marchas masivas y protestas en las calles de todo el país para manifestarse en contra del triunfo de Luis Arce, del Movimiento Al Socialismo, en las elecciones presidenciales del domingo pasado.

El candidato del partido de Evo Morales se quedó con más del 53% de los votos y arrasó en la primera vuelta, pero los perdedores no aceptan el resultado y convocan a protestas violentas en busca de generar un clima de malestar y desestabilidad en la previa de asunción del nuevo gobierno.

La marcha de ayer, en la plaza central de Cochabamba, rechazó los resultados y anunciaron que pedirán la nulidad de las elecciones, a pesar de que el Triubunal Supremo Electoral ratificó la diferencia por más de 20 puntos de Arce por sobre el siguiente candidato, Carlos Mesa, luego del esrutinio de más del 90% de las mesas.

“Este tipo de cosas lo único que hacen es mostrar quiénes son los violentos”, dijo Arce y descartó la posibilidad de que haya habido fraude, al igual que lo hicieron todos los obersvadores internacionales que participaron de los comicios. “La gente votó en libertad y el resultado fue claro y contundente, lo que otorga una gran legitimidad al gobierno entrante, a las instituciones bolivianas y al proceso electoral”, dijo el jefe de la misión del la OEA, Manuel González.