Más de la mitad tarjetea el combustible (si les reciben)

Más familias financian el combustible con la tarjeta de crédito, y más estaciones de servicio dejan de recibir el plástico porque no pueden aguantar los 28 días que los bancos demoran para acreditar el dinero. Mientras esperan la plata, el combustible aumentó. Las pymes, las más afectadas. Apuntan al "monopolio de Visa".

 miércoles, 19-septiembre-2018

Muchas estaciones ya no cobran con tarjeta de crédito, pero seguirían recibiendo la de débito.


Más del 50% de las compras de combustibles en Córdoba se hacen con tarjeta de crédito, según datos brindados por la Cámara de Expendedores de Combustibles del Centro del País. A principio de año, dijo Gabriel Bornoroni, dirigente de la entidad, eran el 30%. Mientras tanto, muchas estaciones de servicio dejaron de recibir los plásticos porque “no pueden aguantar los 28 días que demoran los bancos en acreditar el dinero de la venta”, comentó al portal Al Revés el dirigente empresarial, y recalcó que el estacionero tiene que pagar el combustible dos días antes de que se lo baje el camión de la petrolera.

El problema afecta a las estaciones pyme que no aguantan la espera, y también a las familias, que vía tarjeta de crédito “patean” el pago del combustible para principio de mes, cuando llega el resumen y se cobran los salarios. “A principio de año el 30% de las ventas eran con crédito y a hora son más del 50%”, señaló Bornoroni. “Entonces, tenemos que el 50% del efectivo que antes tenía el estacionero, la pyme, en negocio, ahora lo tiene el banco, parado y detenido durante 28 días, y eso hace que el comerciante no tenga giro comercial para poder volver a comprar combustible”, agregó. Mientras espera la acreditación, los combustibles volvieron a aumentar y ya no alcanza para reponer.

El problema no se produce -por ahora- con las tarjtas de débito porque éstas acreditan el pago con 72 horas de demora y además cobran una comisión del 1%, contra el 1,3% que cobran los plásticos de crédito.

“Esto lo tiene que solucionar el gobierno nacional porque es un problema del monopolio de Visa, que es manejada por el Grupo Prisma y que tiene el 80% de las tarjetas del país. Nosotros hemos hablado con el ministro de Producción, Dante Sica, y el secretario de Comercio, Miguel Braun y hemos presentado una denuncia por abuso de poder”, finalizó el dirigente.