Más palos, menos libros

El gobierno nacional dispuso una reorganización presupuestaria para lo que resta del año, por la que reduce presupuestos del Ministerio de Educación y de la Secretaría de Niñez, Adolescencia y Familia, para asignárselos a la Policía Federal. Además, subieron el presupuesto de Gendarmería y de las Fuerzas Armadas. Se redujeron partidas en la secretaría de Ciencia.

 martes, 11-septiembre-2018

Se destinará a intereses 2,6 fondos que para Educación, según la Universidad Nacional de Avellaneda.


El gobierno publicó en el Boletín Oficial una resolución mediante la cual hace varias reasignaciones presupuestarias para lo que resta del año 2018. Entre los muchos cambios, se destaca el aumento de presupuesto para la Policía Federal, a fin de atender el pago del Fondo Nacional de Incentivo Docente (FONID) en los órganos de formación de ese cuerpo y el pago de servicios adicionales de policía.

Sin embargo, lo que llama la atención de este punto es de dónde dice el Ejecutivo que va a sacar la plata para dársela a la Policía: “El incremento se financia con una reducción de los presupuestos del Ministerio de Educación, Cultura, Ciencia y Tecnología y de la Secretaría Nacional de Niñez, Adolescencia y Familia del Ministerio de Salud y Desarrollo Social”. Sin vueltas: sacarle a la educación y a la contención de niños y adolescentes para darle a la Policía Federal.

Los cambios muestran una clara intención de reforzar presupuestariamente las fuerzas de seguridad. Al haberse incrementado el salario del personal de Gendarmería Nacional también se incrementa el presupuesto de esta fuerza.

Por otro lado, el texto dispone que “se deben reforzar los presupuestos del Estado Mayor General del Ejército, del Estado Mayor General de la Armada y del Estado Mayor General de la Fuerza Aérea, dependientes del Ministerio de Defensa, a los fines de financiar el Operativo Integración Norte”. Luego de anunciar la injerencia de las Fuerzas Armadas en seguridad interior y el despliegue en la frontera norte, ahora el macrismo dota esas acciones de presupuesto oficial.

En sus anexos, se pueden encontrar otras ‘perlitas’: a las universidades nacionales se les reducirán transferencias por 1.638.763.826 pesos. Además, la ciencia perderá por todos lados: las partidas asignadas para actividades generales del (ex) Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva caen 53 millones de pesos; para implementación de política de Ciencia y Tecnología habrá 97 millones menos; y para promoción de actividades de Ciencia, Tecnología y Innovación la caída será de 50 millones de pesos. La Comisión Nacional de Actividades Espaciales (Conae) perderá: 100 millones en investigación y desarrollo de medios de acceso al espacio; 69 millones en el programa de satélites; y 111 millones que estaban destinados al desarrollo del sector espacial argentino.