Máxima inflación, mínima jubilación

Desde la asunción de Macri las jubilaciones aumentaron un 66,32% menos que la inflación, lo que implicó una caída del poder adquisitivo de los beneficiarios de la seguridad social del 24,44%. Si se actualizara la jubilación mínima de diciembre del 2015, debería ser de 12.159 pesos, y hoy es de 9.309, es decir, 2850 pesos menos.

 miércoles, 16-enero-2019


El 47,6% de inflación en 2018 publicado por el Indec fue el último masazo a la economía de los más castigados del modelo macrista: los beneficiarios del sistema de seguridad social que incluye a los jubilados y pensionados, asignaciones familiares, asignación universal por hijo, pensiones no contributivas y ex combatientes de Malvinas. Un universo de 18 millones de personas.

“Desde la asunción de Macri la inflación fue del162,43%, pero como el último aumento por la vieja ley de movilidad jubilatoria del kirchnerismo fue en septiembre de 2015, hay que agregar un trimestre mas de inflación (de 7,78%), que implica una inflación acumulada del 182,85%, frente a un aumento de las prestaciones del 116,53%. Así, la perdida contra la inflación fue del 66,32%, que se traduce a una caída del poder adquisitivo de los beneficiarios de la seguridad social del 24,44%”, señala Miguel Fernández Pastor, especialista en temas previsionales.

Según sus números, si se actualiza la mínima jubilatoria que cobraba un jubilado en diciembre de 2015 por la inflación ocurrida, el monto de esa prestación sería $12.159. “Sin embargo esa misma persona hoy percibe $9.309, es decir que ha perdido $2.850 mensuales”, explica.

La situación se agrava con la jubilación mínima. Los beneficiarios del PUAM (la nueva jubilación mínima que el macrismo creó con la ley de Reparación Histórica) perciben el 80% de la verdadera jubilación mínima. Esta es hoy de 7.447 pesos y a noviembre de 2018 la cobraban 106.684 personas y según Fernández Pastor con el tiempo la llegarán a cobrar el 50% de los beneficiarios.

“Cuando se trató la modificación de la ley de movilidad jubilatoria, el Presidente, el titular de la Anses, Carrió y demás funcionarios pronosticaron que los jubilados a partir del año 2018 le ganarían a la inflación por más de un 4% anual, cuando en realidad este año la perdida fue del 19,36%, sería muy saludable que al menos tuvieran la dignidad de reconocer que se equivocaron, pedir disculpas y promover un nuevo debate parlamentario que restituya la anterior formula de movilidad”, concluye el abogado.