“Me preocupa el deterioro social y la subsistencia de las pymes”

El economista José María Rinaldi analizó la oferta que realizó el gobierno nacional para el pago de la deuda. Si bien evaluó que no fue “agresiva”, consideró que fue inoportuna y apresurada. También opinó que faltaron detalles y que podría haber sido comunicada de otra manera para disminuir la enemistad de los mercados. Criticó que todavía no existan soluciones efectivas a la economía real y cuestionó el rol de los bancos en este contexto de “crisis inédita”.

 viernes, 17-abril-2020

El economista y docente universitario José María Rinaldi dijo que todavía no hay noción simbólica ni material del daño que provocará la Reforma Jubilatoria aprobada el miércoles pasado en la Unicameral, impulsada por el oficialismo.


Ayer el presidente Alberto Fernández junto al ministro de Economía, Martín Guzmán, presentaron un plan de pago de la deuda bajo ley extranjera con un recorte del 62% de intereses, una prórroga de tres años y una quita de capital del 5,4%.

El economista José María Rinaldi analizó la oferta presentada por el gobierno nacional durante una entrevista con nuestro programa Nada del Otro Mundo. “El 5 de abril dijeron que el tema de la deuda estaba en tercer lugar. Me parece inoportuno y apresurado salir diez días después con una propuesta en una situación de crisis inédita”, sostuvo contundente.

Además, consideró que la comunicación podría haber sido diferente “para no ganarse la enemistad de los mercados”. “Fue un anuncio más bien para la tribuna”, razonó. Por otra parte, señaló que faltó información y detalles acerca de la oferta. “No dicen qué títulos van a reestructurar”, apuntó. En ese sentido, explicó que el gráfico que mostraron es hasta el año 2030, por lo que los bonos posteriores a esa fecha y la deuda a cien años contraída por el gobierno de Mauricio Macri no ingresan en el proceso de reestructuración.

Consultado sobre las medidas económicas en medio de la crisis desatada por la pandemia, el docente universitario criticó que, a un mes de decretada la cuarentena, no existan soluciones efectivas a la economía real. “No ha habido ayuda a las pymes. No hubo ayudas efectivas para el sector empresario”, cuestionó. “Tampoco se efectivizó la ayuda social. El Ingreso Familiar de Emergencia está lleno de observaciones”, puntualizó. “Tienen que pasarse a nafta cuanto antes por el riesgo del deterioro social y el peligro de subsistencia de la pyme”, indicó.

Por último, dirigió su mirada al rol de los bancos en este contexto de emergencia social y económica. “Es un delirio que al sistema financiero, que ganaron fortunas en estos últimos años y que siempre nos robaron los depósitos, no le pidamos que le preste plata a las pymes para que pague sueldos”, reflexionó. Con relación al impuesto a las fortunas, remarcó que deberían haber consultado a tributaristas prestigiosos para la redacción del proyecto, en lugar de delegarlo a “un banquero” como Carlos Heller.