Micky Pichetto vs. piqueteros y migrantes

El candidato a vicepresidente de Macri dijo que los piqueteros son “gente que no labura” y que son la causa del endeudamiento público. Además, se quejó de que vuelva al país por razones humanitarias una mujer peruana –con tres hijos, menores de edad, argentinos- que fue deportada tiempo después de cumplir una condena de cuatro años por venta de droga. “La Argentina está enferma”, se ofuscó Pichetto.

 jueves, 5-septiembre-2019

Miguel Pichetto aseguró que los piqueteros "son gente que no labura" y los culpó por el endeudamiento público.


Se sabe que Miguel Pichetto no tiene una mirada muy amable de los sectores populares, pero algunos hechos hacen brotar de su boca declaraciones muy polémicas sobre los piqueteros y los migrantes. El candidato a vicepresidente de Macri se quejó de las organizaciones sociales porque consideró que “están pidiendo declarar una emergencia alimentaria masiva en Argentina como si fuera Biafra”. El senador apuntó directamente contra las organizaciones populares al manifestar que “son sectores para los cuales el Estado hace un esfuerzo extraordinario”.

“Mantener el sistema de seguridad social es una de las causas del endeudamiento público”, disparó de manera increíble, y agregó que “el 65 % del total del Presupuesto está comprendido en planes, piqueteros, cooperativas de la pobreza, cartoneros y multinacionales del cartón”. Las declaraciones de Pichetto, de un tiempo a esta parte, han perdido todo tipo de filtros y hoy aparece junto a Elisa Carrió como uno de los dirigentes macristas que salen a desperdigar pirotecnia verbal por los medios. “El Gobierno le ha dado todo a esta gente, todo. Una parte vital del presupuesto que podría haber dedicado a las Pymes se lo ha dado a esta gente. Gente que no labura”, insistió Pichetto.

“Alberto Fernández tiene que desligarse de estos personajes. Atrasan 70 años, estos pibes quieren hacer la Revolución Cubana”, le recomendó el senador al candidato del Frente de Todos.



Luego, se refirió a un caso puntual. Vanessa Gómez Cueva es una mujer peruana que cumplió una condena de 4 años por venta de droga en nuestro país. Tiempo después de cumplida la condena, Migraciones decidió su deportación, a pesar de que la condena ya estaba cumplida. Ahora, siete meses después, la dependencia gubernamental volvió sobre sus pasos y habilitó su regreso por razones humanitarias, algo que reclamaban organismos internacionales. Es que Vanessa tiene tres hijos argentinos menores de edad: uno de apenas 2 años, uno de 6 y otro de 14. Los dos últimos quedaron en nuestro país, separados de su madre.

En la entrevista radial con La Red, el candidato a vicepresidente de Juntos por el Cambio, Miguel Pichetto, se refirió al tema y dijo que “la Argentina está enferma”. “Va a volver una peruana que fue condenada a 4 años por narcotráfico por una cuestión de integración familiar. Esta mujer les vendía droga a los pibes y destruía familias. Estamos enfermos en Argentina”, reiteró un encendido Pichetto.

“Hay una patología en Argentina: esta mujer vendía droga a los pibes de Buenos Aires. Una delincuente: peruana, nacrotraficante, que fue condenada a 4 años, cumplió la condena y la expulsaron. Vendía drogas, desintegraba a las familias, destruía a los pibes”, se indignó el senador. Gómez Cueva completó su condena y se recibió de enfermera. Cuando fue deportada, estaba buscando trabajo.

Sin atender razones, Pichetto continuó arremetiendo: “Ahora, como somos humanitarios, buenísimos, vamos a permitirle que se encuentre con los hijos mayores acá. Extraordinario. La Argentina es un país que tiene patologías. ¡Todo el mundo es solidario con la peruana!”. Las expresiones despectivas del representante legislativo de Río Negro no sorprenden, ya que ya tuvo otros episodios similares. Sin embargo, la medida cautelar que habilitó la vuelta de Gómez Cueva surgió de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, luego de la solicitud presentada por cuatro organismos argentinos.