“Mientras anunciaban la temporada, siete familias se quedaban sin trabajo”

En medio del rebrote, el Hospital Municipal Gumersindo Sayago despidió a 7 trabajadores de la salud y trasladó, de manera arbitraria, a otras dos personas al Corralón Municipal. Para Federico Giuliani, secretario general de ATE, la medida forma parte de un acuerdo entre el Sindicato de Trabajadores Municipales de Carlos Paz y el Municipio para disciplinar a los empleados del nosocomio que cobran salarios de 25 mil pesos y el 80% sufre precarización laboral.

 lunes, 4-enero-2021

Desde agosto, les trabajadores de la salud del Hospital Municipal Sayago de Carlos Paz mantienen un conflicto salarial. El 31 de diciembre fueron despedidos 7 profesionales y hubo dos traslados compulsivos.


La ingratitud para con los trabajadores de la salud ya es un clásico desde que comenzó la pandemia. A la desobediencia sanitaria de la oposición política y de gran parte de la sociedad, se suma el desprecio por la salud pública de algunos gobernantes. Tal es el caso del intendente de Villa Carlos Paz, el radical Daniel Gómez Gesteira, que el 31 de diciembre despidió a 7 profesionales – con más de 10 años de antigüedad – del Hospital Municipal Gumersindo Sayago y trasladó, de manera arbitraria, a otras dos personas al Corralón. “Mientras anunciaban la temporada, siete familias se quedaban sin trabajo”, afirmó Federico Giuliani, secretario General de ATE.

Según detalló a Al Revés, no gastaron ni en un telegrama: tanto la cesación de los contratos como los traslados fueron notificados telefónicamente. Ante tamaña informalidad, el sindicato – que ya consiguió la afiliación de 85 de los 300 trabajadores del nosocomio – denunció que la medida forma parte de una connivencia entre el Sindicato de Trabajadores Municipales (STM) y el Municipio de la ciudad serrana para “disciplinar” al resto de los empleados. “Buscan desamparar la lucha de los trabajadores”, señaló Giuliani. Con el 80% de la planta precarizada y salarios de miseria que rondan los 25 mil pesos, los despidos consagran el desguace de la primera línea de combate contra la pandemia, en medio de un rebrote de coronavirus y en una de las principales ciudades turísticas del país.

De acuerdo a lo que publica La Jornada Web, el STM amenazó y amedrentó a sus delegados al advertirles la semana pasada vía Whatsapp que había que “sacarlos cagando” a los de ATE “cuando quieran entrometerse” en los conflictos municipales. En la vereda del frente, el Círculo Médico de Punilla repudió los despidos y los calificó como “discriminatorios, con un sesgo de apriete y tendenciosidad política ejemplificadora”. Por recomendación de ATE, hoy los cesanteados intentaron ingresar a su lugar de trabajo, pero fueron impedidos por personal de seguridad. Entre ellos, se encontraba uno de los dos pediatras del hospital y una Jefa de Guardia con 25 años de antigüedad.

“Este año, cerraron un 5% de aumento que ni siquiera llega a ser una limosna”, remarcó el dirigente gremial. Mañana martes a las 10 am continuarán con las asambleas en la puerta del único hospital municipal de la ciudad y en el ingreso de los Centros de Atención Primaria (CAPs) para exigir salarios justos y el respeto a los derechos laborales.