Miércoles negro: el dólar le dio un martillazo a Macri

El presidente anunció el adelanto de fondos por parte del FMI para llevar tranquilidad a los mercados y recuperar la confianza. El mercado le respondió con un cross a la mandíbula y el dólar se disparó a $ 34,50, una suba de 7,5 % en una sola jornada.

 miércoles, 29-agosto-2018

El dólar hace temblar la economía argentina.


“Es al vicio anunciar, cuando la confianza es corta”, podría ser la modificación a una antigua frase del lenguaje callejero. La economía macrista entró en un pozo negro del que no puede salir: Macri anunció hoy, con una indisimulable mueca de desconcierto, que acordó con el FMI el adelanto de fondos para asegurar el plan financiero 2019 y aquietar la cotización recuperando confianza del mercado. La respuesta fue contundente: una suba de $ 2,40 y una presión de la demanda de moneda estadounidense que no para.

El dólar aumentó un 7,5 %, una de las subas más brutales desde la salida de la convertibilidad a esta parte. Al cierre de la jornada, la pizarra del Banco Nación marcó $ 34,50, aunque en algunos bancos, como el Galicia, llegó a $ 34,99. Un guiño del banco de la familia de Marcos Peña para no poner el $ 35.

El Banco Central ‘quemó’ reservas una vez más, pero de nada sirvió. Fueron 300 millones de dólares licitados a $ 31,64.

El gobierno ya no tendrá excusas en el sector externo, aunque seguramente buscará sostener las mentiras: el peso argentino fue la moneda más golpeada del día. La lira turca devaluó, pero un 3 %, menos de la mitad que el peso. En el continente, el real se recuperó un 0,42 % mientras que el peso mexicano tuvo una apreciación del 0,60 % y el colombiano un 0,38 %. Chile devaluó 0,56 %. El contexto regional fue contradevaluatorio.

Desde la Rosada, algunos ya echaron a correr rumores de más cambios dentro del gabinete. Una muestra de que la situación es grave, ya que Macri podría estar dispuesto a sacrificar a alguno de sus jugadores ‘Champions League’. Pero las palabras oficiales lo niegan. Por ahora.

El día dejó a Macri con una fuerte muestra de falta de autoridad y de debilidad -en su breve mensaje les dijo a los argentinos que está tomando decisiones “para cuidarlos”- y a la economía con una montaña de preguntas sin responder. La previsión inflacionaria del 35 % ¿ya queda corta? El dólar ¿seguirá subiendo? ¿Hasta cuánto está dispuesto el equipo económico a meter mano en las reservas para contener la estampida?