Misión Washington

Dujovne viajó a Estados Unidos para presentar el programa de ajuste que permita llegar al déficit cero y que el Fondo, quien maneja los destinos de la Argentina, apruebe el adelanto de los desembolsos previstos para 2020 y 2021. Caputo no formó parte de la comitiva.

 martes, 4-septiembre-2018

Volver a casa: Dujovne fue por primera vez al programa de Carlos Pagni desde que es funcionario. Fue anoche, previo al viaje hacia Washington.


El FMI es la nueva metrópoli argentina. Una metrópoli sin ciudad. Puede ser en Francia, país de origen de la directora Christine Lagarde, o Washington, como en este caso. Allí desembarcó el flamante Ministro de Economía luego de pisar arenas movedizas durante toda la última semana. Dujovne presentará ante Lagarde el nuevo plan de ajustes previstos para 2018, 2019 y 2020.

En total, es un fuerte ajuste de 11.700 millones de dólares, planificado incluso trasponiendo los límites del mandato de Mauricio Macri, ya que contempla el primer año del próximo gobierno.

El ministro iba a viajar acompañado del presidente del Banco Central, Luis Caputo, pero finalmente ‘el jugador de Champions League’ se quedó en nuestro país bajo el pretexto de monitorear la evolución del precio del dólar desde cerca. Por eso, Dujovne viajó acompañado de su vice, Guido Sandleris, del secretario de Hacienda, Rodrigo Pena, el secretario de Finanzas, Santiago Bausili, y por el lado del BCRA partieron el vice de Caputo, Gustavo Cañonero, y Pablo Quirno, director de ese organismo.

La comitiva argentina, con Dujovne a la cabeza, buscará que el FMI acepte adelantar los desembolsos previstos para 2020 y 2021 según el acuerdo firmado hace apenas un par de meses. Esto es lo que anunció Macri hace algunos días en ese mensaje de poco menos de 120 segundos que generó una disparada del dólar. El mismo anuncio que luego Peña tuvo que salir a desmentir diciendo que era “apenas una intención”.

“Mi agenda es encontrar términos más flexibles que los del acuerdo que firmamos en junio. Eso permitiría adelantar a 2019 el financiamiento disponible para 2020 y 2021”, sostuvo Dujovne anoche en el mismo programa del que era columnista: Odisea Argentina, con Carlos Pagni.

De concretarse el acuerdo, el actual gobierno estaría dejando atado de pies y manos a quien gane en 2019, ya que tendrá comprometida ante el FMI la última parte de un brutal ajuste y no tendrá posibilidades de pedir préstamos a ese organismo, ya que la actual gestión los habría utilizado por adelantado. Eso sumado a que los mercados de capitales ya le cerraron la puerta a nuestro país por el festival de deudas generadas por el macrismo.