Moderadores poco moderados

Se definieron los moderadores de los dos debates presidenciales previos al 27 de octubre y del debate previo al ballotage en caso de ser necesario. Son cinco periodistas de medios porteños y una de un medio provincial. Están María Laura Santillán, Marcelo Bonelli y Claudio Rígoli, abiertamente inclinados al oficialismo.

 martes, 1-octubre-2019

María Laura Santillán formará parte del primer debate. Marcelo Bonelli repetirá lo de 2015 y estará en el segundo debate. Ambos son del Grupo Clarín.


La Cámara Nacional Electoral publicó una resolución con el listado de las parejas que oficiarán de moderadores y moderadoras en los debates presidenciales. Son dos parejas de periodistas por debate, cada una de ellas conformada por un hombre y una mujer. Nuevamente, los medios del interior quedaron totalmente de lado y hay varios periodistas con una postura pro-oficialista.

El primer debate, a realizarse el 13 de octubre en el Paraninfo de la Universidad Nacional del Litoral (Santa Fe), estará moderado en primer lugar por María Laura Santillán (El Trece, TN, Grupo Clarín) y Rodolfo Barili (Telefé) y por Gisela Vallone (es una periodista santafesina, pero actualmente trabaja en la TV Pública). El segundo, que será el 20 de octubre en la Facultad de Derecho de la UBA, será moderado por María O’Donnell (NET TV y Radio con Vos) y Marcelo Bonelli (TN, Grupo Clarín), y Mónica Gutiérrez (América) y Claudio Rígoli (C5N y Canal 9).

La elección tiene varios puntos polémicos. Por un lado, la resolución de la CNE establece en su punto 5 que “los moderadores deben ser conductores de programas periodísticos de canales de televisión de alcance nacional”. De los elegidos, solo la TV Pública tiene alcance nacional a través de televisión digital abierta (TDA). Los demás, solo llegan a las provincias por cable (y no a todas). Tanto Telefé como El Trece, América y Canal 9 solo son señales de aire en la zona metropolitana de Buenos Aires.

“Resulta deseable que sean personas reconocidas por el público a quien está dirigido el debate, es decir, a la ciudadanía de todo el país”, asegura el texto. Además, indica que en las reuniones con los equipos de campaña de los candidatos surgió la necesidad de que haya moderadores oriundos de las provincias argentinas. Solo Gisela Vallone está identificada como una periodista ‘de provincia’, aunque ahora trabaja en un medio nacional, en donde fue contratada directamente por el titular del Sistema de Medios Públicos, Hernán Lombardi.

Por su parte, algunos de los nombres propios tienen una identificación política clara y evidente, todos para el mismo sector. María Laura Santillán y Marcelo Bonelli representan fielmente la línea editorial del Grupo Clarín, en el cual trabajan hace décadas. Mónica Gutiérrez, de América, siempre se ha expresado en contra del kirchnerismo, al igual que Claudio Rígoli. Este último, a pesar de trabajar en el canal crítico del macrismo -C5N- llegó a decir vía Twitter que el resultado de las elecciones de 2017 fueron expresión de “un profundo rechazo a lo que no queremos nunca más”, en referencia a Cristina Fernández de Kirchner.

En el improbable caso de un ballotage

El tercer debate, si eventualmente lo hubiera (parece difícil por el resultado de las PASO), estaría moderado por Viviana Canosa (Canal 9) y Daniel López (TV Pública) y por Alberto Lotuf (Radio 10) y Cristina Pérez (Telefé).