Morales, el señalador

El gobernador Gerardo Morales ordenó colocar fajas en las casas de las personas que estén realizando cuarentenas por haber viajado fuera de la provincia, para que los vecinos puedan controlar que no salgan de sus domicilios. Además, a todos los que residan en la vivienda los llamarán cuatro o cinco veces por día para averiguar dónde están.

 miércoles, 15-abril-2020

El gobernador jujeño Gerardo Morales ordenó colocar fajas en las casas de las personas en cuarentena para que sus vecinos controlen que no salgan de sus domicilios.


Estigmatizar es la tarea en la agenda que se trazó Gerardo Morales para la gestión de la pandemia de coronavirus en su gobierno de la provicia de Jujuy y para lograrlo decidió colocar fajas señalizadoras en las casas donde haya personas realizando cuarentenas. “Le vamos a decir a los vecinos de la cuadra y de la manzana que esa familia está en cuarentena. Y que, si sale, puede contagiar a alguien. Va a haber un control social”, anunció en un programa televisivo.

Durante la presentación del último Comité Operativo de Emergencia, Morales agregó que se hará un monitoreo de los posibles casos de contagio a través de una aplicación telefónica y se controlará el cumplimiento con visitas diarias y sorpresivas. “Todos los teléfonos de esa familia van a estar monitoreados. Se los va a llamar tres o cuatro veces por día y más vale que estén los que viven en la casa, porque si no, no solo les vamos a cobrar multa, sino que también puede haber detención o todo lo que se establece en el régimen de sanciones”, advirtió y repitió que “van a estar en cuarentena todos los miembros de la familia. Y les vamos a poner una faja en la casa. Y le vamos a decir a los vecinos de la cuadra y de la manzana que esa familia, la familia Pérez, García, Morales o la que fuera, está en cuarentena. Y que, si sale, puede contagiar a alguien”, subrayó, como manera de sostener la circulación nula del virus en la provincia.

Según Diego Palmieri, abogado y ex candidato a intendente por el Justicialismo jujeño, el objetivo del gobernador “no es una campaña sanitaria sino posicionarse como líder de la oposición a nivel nacional”.

“No se convocó a nadie para analizar la situación, ni a la oposición. No se plantea una cuestión sanitaria sino una campaña política para que el candidato logre posicionarse a nivel nacional. Es una locura y a destiempo. El oportunismo político siempre está a la mano de Cambiemos y Morales no es muy distinto a Macri”, dijo a Al Revés.

“Otro tema preocpupante es que todas las familias que pudieran tener contagio de Covid-19 se les va a marcar la casa. Esto roza lo ilícito y no tiene nada que ver con lo sanitario sino con la estigmatización social”, definió y comparó la medida con el nazismo. “Me hace acordar a la peste negra en el 1600, cuando se pintaba una cruz en las casa para marcar a los enfermos, o cuando los nazis marcaban las casas de los judíos en el ghetto de Varsovia”.

Para Palmieri, además, es una reglamentación que viola derechos y obligaciones. “Es un sinsentido, no tiene asidero legal posible, dado el derecho que tiene el paciente a la intimidad y la obligación del médico de preservar la identidad. Además de que no haya una estigmatización de las personas que se puedan contagiar”, dice. “Esto roza el fascismo, no lo digo desde una posición de izquierda o derecha, sino que es lo que piensa Morales. Una chica que llegó de Europa fue el único caso en Jujuy, pero la estigmatizaron en todas las redes sociales. Es una chica de la militancia radical y Morales salió a pedir que no la estigmaticen. Entonces, si pertenecés a su esquema político tenés un velo de protección, pero si no sos nadie, te quieren estigmatizar con una marca en la puerta de tu casa. No se puede jugar con esta doble moral. Morales no está jugando a la prevención sino que es un juego político, un show, una cuestión mediática que no tiene nada que ver con la pandemia.