suscripcion alreves.net.ar

“Nadie ha echado a nadie”

Miguel Ángel Toma negó los 1450 despidos en Techint. El integrante del directorio de la empresa del multimillonario Paolo Rocca dijo que se aplicó un mecanismo “muy inteligente y habitual” previsto en el convenio colectivo de trabajo de UOCRA. Sostuvo que no iba a evaluar moralmente el hecho porque le repugna “esta cosa de buscar algo por el cual imputar a algún sector con alguna responsabilidad que no tiene”. Para el ex titular de la SIDE durante el gobierno de Eduardo Duhalde, las cesantías son resultado de la crisis en la construcción y de las consecuencias judiciales por la causa de los cuadernos.

 Lunes, 30-marzo-2020

Miguel Ángel Toma, un peronista-macrista muy crítico del kirchnerismo, defendió los despidos de Techint. Fue nombrado miembro del directorio de la empresa en el año 2016 durante la presidencia de Mauricio Macri


El peronista Miguel Ángel Toma salió al cruce esta mañana por los 1450 despidos que ejecutó la empresa Techint el viernes pasado. Durante una entrevista con Futurock, el integrante del directorio de la empresa y “representante” del Estado, defendió el accionar de la constructora propiedad de Paolo Rocca – el hombre más rico de la Argentina según publicó el año pasado en su ranking la revista Forbes – y aseguró sin pelos en la lengua que “no hay ningún despido”. “Nadie ha echado a nadie”, afirmó contundente.

Según el ex titular de la SIDE durante la presidencia de Eduardo Duhalde, la empresa recurrió a un “mecanismo habitual y muy inteligente”. “Techint Construcciones suspendió obras privadas y, siguiendo el mecanismo habitual que está previsto en el convenio de UOCRA cuando se suspende una obra, no es que se echa a la gente: la gente pasa a depender del fondo de la UOCRA. Cuando se reanuda la obra, inmediatamente esas mismas personas vuelven a trabajar”, justificó.

Consultado sobre la decisión de la empresa de la cual forma parte, aclaró que no iba a entrar en una valoración moral y señaló que le repugnaba “esta cosa de buscar algún mecanismo por el cual imputar a algún sector de la sociedad con alguna responsabilidad que ‘no tiene’ en un contexto de crisis”, victimizando a Techint. “El problema acá es otro y es la crisis de la construcción. Y se sumó una crisis adicional a partir del escándalo de los cuadernos”, analizó en referencia a la causa por el pago de supuestos sobornos para la licitación de obra pública durante el gobierno de Cristina Fernández.

En ese sentido, consideró que es fundamental preservar el empleo, el acceso al salario y la paz social. “Un verdadero estadista lo que plantea es centralmente la preservación de los intereses del conjunto y no de una situación particular”, declaró en referencia al presidente Alberto Fernández, a quien llamó en su momento “el chirolita” de Cristina Fernández. Mientras se negaba a responder si la empresa tenía capacidad o no de sostener esos puestos de trabajo, volvió a arremeter contra el gobierno nacional y rozó la contradicción. “Si no se quiere que se eche a nadie, hay que modificar la ley y se acabó la discusión de la moralidad”, recomendó con respecto a que sólo se exige una doble indemnización en el caso de despidos.

“Haber entrado en la cuarentena es una excelente decisión. Pero también es parte de la política ver cómo salimos el día después y cómo evitamos que la cuarentena termine con un 50% de argentinos desempleados”, alertó. Así, indicó que Techint estaba dentro de las empresas no esenciales, por lo que suspendió sus actividades. “En esta situación, se produce una disminución del flujo de caja que se soluciona garantizando el acceso al crédito para poder pagar los salarios y no seguir chupándole la teta al Estado”, admitió.

Otra defensora de Rocca

Patricia Bullrich, además de grabar videos mostrando cómo toma recaudos al momento de salir a hacer compras en medio de la cuarentena, también salió a bancar a la poderosa Techint. Anoche, en su cuenta de Twitter, dijo que este era un momento crítico “también para todas las empresas grandes, medianas, pequeñas” que están “haciendo esfuerzos extraordinarios para poder pagar los sueldos”. Como parte de una respuesta al presidente Alberto Fernández, señaló que las empresas “necesitan que los ayudemos, no el reto”.

Hoy compartió un video en el que realiza una serie de “reflexiones” sobre el tema. Respaldó la extensión de la cuarentena, pero habló de un país paralizado y señaló que “las cargas debían ser parejas” para todos. Cargó contra los funcionarios y empleados estatales que “tendrán sueldos en sus cuentas” y lo comparó con la situación de otros trabajadores autónomos y de “quienes tienen que pagarle los sueldos a sus empleados”. Llamó al “equilibrio” y exigió al gobierno que contemple a “todos los que están en la intemperie económica”.