“Necesitamos un plazo de 20 años para pagar la deuda”

Noemí Brenta aseguró que hay muchas formas de pagar la deuda contraída de manera irregular con el FMI y que dependen de la voluntad política de “ahogar o darle aire” a un país. La doctora en Economía calificó como “monstruoso” el monto prestado al gobierno de Mauricio Macri y recordó que ese dinero se utilizó para favorecer la fuga de capitales.

 lunes, 29-marzo-2021

Noemí Brenta, doctora en Economía, analizó la situación de Argentina frente a la enorme deuda contraída por el gobierno de Mauricio Macri para condicionar el futuro del país.


Durante el “primer tiempo” de Mauricio Macri se cometieron infinidad de “faltas”. Una de ellas – y quizás la más grave – es la brutal deuda contraída con el FMI que asciende a 44 mil millones de dólares y que ahora condiciona – junto a la pandemia – el futuro de todo un pueblo.

Noemí Brenta analizó las posibilidades que tiene Argentina para renegociar el pago de una deuda que equivale “a las ¾ partes de la exportación de un año”. “El monto fue una exageración y, por lo tanto, el plazo para pagarlo es muy corto también”, afirmó durante una entrevista a Nada del Otro Mundo. “Necesitamos un plazo de 20 años para pagarla y con intereses bajos”, consideró.

Para la Doctora en Economía, existen muchísimas posibilidades de saldar la deuda que dependen, fundamentalmente, de la voluntad política de “ahogar o darle aire” a un país. En ese sentido, recordó los casos de Irak en el 2004 o de Alemania luego de la Segunda Guerra Mundial en donde hubo arreglos menos perjudiciales para ambas naciones. “Nada en el FMI está escrito en piedra. Hay que buscar soluciones creativas”, agregó.

Por otro lado, la autora de numerosos libros vinculado al tema advirtió que hay que negarse a firmar un acuerdo que “nos hunda”. “Hay que evitar esos planes de ajuste que formatean la economía de acuerdo al desastre que la potencia hegemónica de turno exige y que nos sumen en el atraso y en la pobreza”, señaló.

Si bien reconoció que nunca ha habido quitas o reducciones – a excepción de países muy pobres – remarcó que es necesaria una revisión de las condiciones legales bajo las cuales se otorgó el crédito y cuál fue el destino del dinero. “Esa plata se utilizó para fines que estaban prohibidos como la fuga de capitales”, indicó. “No sólo se violó el estatuto interno del FMI, sino que se dio una deuda monstruosa a un gobierno para que gane las elecciones”, precisó. “Es una piedra al cuello del país por muchísimos años. Una vergüenza”, finalizó.