“Necesitan referenciarse como opositores en un año electoral”

Tras la decisión de suspender por 60 días las exportaciones de maíz para garantizar el abastecimiento interno y evitar la importación de granos hasta la próxima cosecha, la Mesa de Enlace ya amenazó con un paro. Para Pedro Salas, presidente de la Sociedad Rural de Córdoba, la medida del gobierno fue solicitada por muchos sectores del campo y consideró que las corporaciones rurales sólo representan un grupo minoritario con mucho poder mediático.

 Martes, 5-enero-2021

El presidente de la Sociedad Rural de Córdoba, Pedro Salas, calificó la amenaza de paro por parte de la Mesa de Enlace como "político" frente a la definición de candidaturas en un año electoral.


Como si fuera un cuento que se repite cada vez que un gobierno popular intenta regular el sector agroexportador, la Mesa de Enlace ya amenazó con un paro tras la decisión del Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca de suspender por 60 días las exportaciones de maíz. En la vereda del frente, el presidente de la Sociedad Rural de Córdoba, Pedro Salas, salió a desenmascarar a los líderes de los “piquetes de la abundancia”. “He conversado con productores porcinos, agrícolas, lecheros y estaban de acuerdo con la medida porque es una cuestión transitoria y de emergencia ante el faltante que pueda haber”, explicó en diálogo con El Destape. “¡¿Imagínense que terminemos importando el maíz?!”, alertó.

Según datos oficiales, el Estado Nacional autorizó la exportación de 34,23 millones de toneladas de maíz, lo que representa el 89% de la cosecha total del 2019/2020. “El remanente es lo que estaría alcanzando para sostener toda esta cadena de producción hasta la próxima cosecha”, detalló Salas. En ese sentido, arremetió contra la Mesa de Enlace al indicar que es un grupo minoritario, con mucho poder mediático, que en ningún momento fue perjudicado y que quiere hacer creer que la normativa tiene consecuencias graves para todo el país. “Necesitan manifestarse y referenciarse como opositores al gobierno nacional en virtud de que se van a discutir las candidaturas en pocos meses”, lanzó.

Frente a la advertencia de lockout y el regreso del fantasma del 2008, el ministro de Obras Públicas, Gabriel Katopodis aseguró que el gobierno nacional no va a ceder ante la presión del sector agroexportador y remarcó que alguna vez “tienen que pensar en los argentinos”. Mientras sus ganancias continúan siendo extraordinarias, la mayoría de la población afrontó incrementos de hasta el 60% en el precio de la carne en medio de un año atravesado por la pandemia. “No tienen propuestas y están llamando a manifestarse en un año electoral”, subrayó Salas. Con relación a la buena relación del “campo” con la gestión de Cambiemos, el titular de la Sociedad Rural de Córdoba recordó que “Macri eliminó las retenciones pero después el FMI les dijo que las vuelva a imponer”.