No es magia

Recostado sobre las camas, el gobernador Juan Schiaretti amenazó con tomar otro tipo de medidas “si no bajan los casos”. Lo cierto es que los contagios se duplicaron y las muertes aumentaron en un 700% durante el último mes. Los infectólogos advirtieron que no hay que esperar a que estalle el sistema sanitario para aplicar restricciones.

 Martes, 4-mayo-2021

Con advertencias leves y sin mucho convencimiento, el gobernador Juan Schiaretti dilata la aplicación de restricciones en Córdoba.


En la burbuja cordobesista, la pandemia está controlada. Con un fuerte hincapié en las “camas”, el gobierno provincial intenta salir airoso de una situación sanitaria complicada. Si bien Juan Schiaretti admitió que la cantidad de contagios están muy altos, volvió a “amenazar” – una vez más – con tomar otro tipo de medidas “si no bajan los casos”.

Lo cierto es que la alarma en Córdoba parece posponerse todo el tiempo. La semana pasada, desde Médicos Autoconvocados señalaron que había colapso en San Francisco y Mina Clavero, mientras que los hospitales Domingo Funes, Rawson, Córdoba y Allende estaban repletos. Además, de acuerdo a datos oficiales, los casos se duplicaron – de 564 a 1185 – y las muertes aumentaron en un 700% durante el último mes.

Las cifras coinciden con la lectura que realiza el infectólogo Ricardo Lamberghini. “Puede haber una cierta tendencia a amesetar los casos, pero la cantidad de muertes es apabullante”, diagnosticó. En ese sentido, cuestionó la total ausencia de restricciones. “Haciendo más de lo mismo, es raro que el resultado sea diferente”, opinó. “Poner las restricciones antes que los casos aumenten de tal forma y antes de que el sistema de salud estalle. Esa sería la mejor medida”, finalizó.