No marchamos, pero no olvidamos

El artículo 18 del DNU que firmó ayer el presidente Alberto Fernández establecía la posibilidad de “suspender espectáculos públicos y todo otro evento masivo” con el fin de prevenir la expansión del coronavirus. Si de masividad se trata, era previsible que la histórica y tradicional Marcha del 24 de Marzo se viera resentida. Luego de 44 años de convocatoria ininterrumpida, hoy los organismos de DDHH confirmaron la suspensión de la movilización más grande que tiene nuestro país. “No podemos ir a la plaza para evitar el contagio, pero queremos que se contagie la esperanza firme en el nunca más”, sostuvieron en el comunicado.

 viernes, 13-marzo-2020

EL coronavirus llegó hasta el corazón de la historia argentina: los organismos de DDHH decidieron suspender la marcha del 24 de marzo para respetar la emergencia sanitaria decretada por el gobierno nacional


El Día Nacional de la Memoria por la Verdad y la Justicia de este año tendrá las calles vacías. Las medidas gubernamentales respecto de la prevención y cuidado frente al coronavirus empujaron a que los organismos de DDHH del país tuvieran que tomar una “impactante” pero “prudente” decisión: suspender la histórica, tradicional y emotiva movilización del 24 de marzo. “Hemos analizado la situación y decidido suspender la convocatoria a movilizarse a Plaza de Mayo, acorde a los protocolos y disposiciones de los organismos de gobierno”, expresa el comunicado firmado por 13 organismos, entre ellos Abuelas y Madres de Plaza de Mayo, Familiares de Desaparecidos y Detenidos por Razones Políticas e HIJOS.

El artículo 18 del DNU firmado ayer por el presidente Alberto Fernández en el marco de la emergencia sanitaria por la pandemia que mantiene en alerta al mundo, establecía la posibilidad de suspender espectáculos públicos y todo otro evento masivo con el fin de prevenir la expansión del coronavirus. La Marcha del 24 de Marzo reúne, año a año, a una multitud de personas que se convocan para recordar el Golpe Cívico Militar de 1976 y continuar exigiendo Memoria, Verdad y Justicia por los 30 mil desaparecidos por el terrorismo de Estado. “La decisión de no movilizarnos el 24 de marzo como lo hacemos desde hace tantos años es realmente algo muy impactante, pero entendemos que el cuidado de la población requiere respuestas solidarias para contribuir con la prevención y la salud de nuestro pueblo”, expresa el texto.

Por otra parte, evaluaron que tanto Madres como Abuelas de Plaza de Mayo tienen integrantes de edad avanzada que forman parte del grupo de mayor riesgo de contraer la enfermedad. De esta manera, llamaron a un acto de memoria colectiva y adelantaron que realizarán acciones conmemorativas de menor escala y algunas serán virtuales. “La idea es que el lema sea ‘no marchamos, pero no olvidamos’”, señaló el secretario de Derechos Humanos de la Nación, Horacio Pietragalla. Será la primera vez en 44 años que se interrumpe la histórica movilización. “No podemos ir a la plaza para evitar el contagio, pero queremos que se contagie la esperanza firme en el nunca más”, concluye el comunicado.