“No proponemos quitarle la tierra a nadie”

Federico Fagioli es diputado nacional y vive en uno de los más de 4.400 barrios populares construidos sobre tierras tomadas en todo el país. El déficit habitacional, dice, es un problema que no se resuelve con desalojos y violencia sino con políticas públicas de urbanización.

 lunes, 7-septiembre-2020

Federico Fagioli, diputado nacional del Frente de Todos, vive en un barrio surgido de una toma de tierras y promueve la creación de un programa de construcción de viviendas en tierras fiscales.


La toma de tierras como síntoma de una crisis profunda, antigua y perversa en un país donde la abundancia convive con la indigencia. Federico Fagioli, diputado nacional por el Frente de Todos, da testimonio en primera persona de la situación de habitar un territorio tomado y propone la salida en la asignación de tierras fiscales para nuevos barrios populares.

“Es un problema que viene sucediendo en todo el país hace muchísimos años, es un problema estructural el déficit habitacional y la falta del derecho a la vivienda, a la tierra, a su vez con la especulación inmobiliaria que adjudica precios irrisorios a la vivienda y a la tierra”, dice, en una entrevista con Nada del Otro Mundo.

“Para los trabajadores y trabajadores de la economía popular, los pobres y también los trabajadores de la economía formal se les hace imposible acceder a la vivienda. Yo vivo en un barrio popular, como más de 4.416 barrios populares que surgieron de tomas. Es un problema de hace muchísimos años, que no se resuelve con violencia, con criminalización ni represión, sino con políticas públicas claras como el acceso a los servicios”, agrega. “Toda toma es una situación no deseada y también angustiante. Solo por el hecho de ir a un predio vacío, abandonado, muchas veces con pastizales, basurales, tenés que vivir abajo de plásticos, pasar frío, hambre. La situación del barrio donde vivo fue engorrosa en ese sentido pero también fue una experiencia donde se pudo trabajar con todos los vecinos y vecinas y se pudo construir un barrio ordenado, bastante planificado, que no tiene acceso a los servicios pero pudimos colocar agua entre los vecinos, hicimos las veredas, logramos tener un barrio lindo, estructurado y sobre todo donde los vecinos fijaron pautas”, cuenta.

En términos de propuesta, Fagioli cuenta que desde su punto de vista “la solución no es desalojando y dejando a la gente en la calle y pateando el problema para adelante, sino resolviendo el problema concreto, que es urbanizando los barrios populares y la creación de un millón de lotes con servicios. Hace un mes lanzamos el Plan de DEsarrollo Humano Integral, que es crear trabajo y repoblar la Argentina. Las tierras fiscales están, entonces hay que hacer la planificación urbana para llevar los servicios, lotes con título, que se paguen impuestos. No estamos proponiendo quitar la tierra a nadie, sino avanzar solamente con las tierras del Estado”, define. “Jamás alentaría una toma de tierras porque sé lo que se vive en una toma. Necesitamos políticas activas y la inacción no puede ser la respuesta, hay que terminar las más de 80.000 viviendas sin terminar, si no resolvemos el hacinamiento no vamos a resolver la toma de tierras”.