No quiere ser “Massita”

Sergio Massa dijo que va a ser candidato a presidente, no a gobernador, como sugirieron algunos dirigentes peronistas que buscan recomponer la relación del tigrense con CFK. Se mostró cercano a Lavagna, con quien dijo “hablar cada quince días”.

 lunes, 21-enero-2019

Sergio Massa busca pinchar votos de donde sea. Hoy su espacio jugó una carta fuerte por derecha.


Los intentos de instalar a Roberto Lavagna como el candidato de la unidad peronista por parte de los medios concentrados, genera reacciones en otros dirigentes que aspiran a suceder a Mauricio Macri sin ser parte del universo kirchnerita, hasta el momento el espacio político que más votos aglutina como alternativa a Cambiemos, siempre y cuando la candidata sea Cristina.

Uno de los que sintió el golpe fue Sergio Massa, líder del Frente Renovador que también integraba el ex ministro de economía de Néstor Kirchner. “De ninguna manera voy a ser candidato a gobernador”, dijo hoy el tigrense, ante las intenciones de algunos dirigentes -incluidos de su propio espacio-, de propiciar un acercamiento al kirchnerismo.

“Voy a ser candidato a presidente y quiero ser el presidente de la Argentina del crecimiento para salir de este fracaso”, señaló Massa, que se sumó a los elogios que Pichetto, Duhalde y Lifschitz le ofrendaron a quien veranea en Cariló: “Con Lavagna vamos a ser parte de la solución a los problemas de la Argentina”.

El principal referente del FR insistió en mostrar su buena relación con el hombre a quien muchos quieren convencer de que vuelva a salir a la cancha, aunque él mismo haya dicho que no tenía ganas de asumir ese desafío a los 77 años. “Con Lavagna nos reunimos cada quince días, porque es el faro más importante que tienen aquellos que creen en la Argentina del desarrollo y el crecimiento”.

Hasta el momento, Massa es el dirigente que más intención de votos tiene a nivel nacional dentro de Alternativa Federal, donde también están anotados Pichetto, Urtubey y Schiaretti. Espacio que hasta el momento no es más que una foto promovida desde las usinas macristas para dinamitar el armado de cualquier proyecto de unidad. Lleve o no la figura de CFK al frente de la boleta.