“No se puede decir nada porque el gobierno te persigue”

Ariel Gómez, delegado del Hospital Domingo Funes, detalló la situación de colapso sanitario que se vive en Punilla y reveló que el gobierno provincial persigue a les trabajadores de la salud que se animan a denunciar lo que está sucediendo en los nosocomios.

 Lunes, 14-junio-2021

Además del estrés, la falta de sueño y la angustia, les trabajadores de la salud de Córdoba son llamados "al silencio" por parte de las autoridades provinciales para que no denuncien el colapso sanitario de los hospitales. Foto: Andrés Ferreyra.


La realidad que se vive en los hospitales de Córdoba es diametralmente opuesta a la que se percibe en las calles. Mientras un sector de la sociedad no respeta las medidas de cuidado ni las restricciones “light” que implementó el gobierno provincial, les trabajadores de la salud no tienen descanso.

En diálogo con Nada del Otro Mundo, Ariel Gómez, delegado de UTS del Hospital Domingo Funes lamentó la conducta de la sociedad y reveló que desde hace dos meses las terapias están al 100% de ocupación. “La semana pasada había más del 130% de las camas críticas ocupadas. Teníamos 6 pacientes críticos con respirador en la guardia bajo el cuidado de residentes”, explicó.



Ante el desalentador panorama, el médico reveló que una colega del establecimiento y vocal del gremio fue intimidada luego de sus declaraciones que realizó a Canal 12 la semana pasada. “Anoche me llamó muy preocupada diciendo que le había llegado una notificación del gobierno para que rectifique sus dichos porque si no iba a ser sancionada”, precisó. “La mayoría no puede decir nada porque el gobierno te persigue y te sanciona directamente”, señaló.

Desde UTS emitieron un comunicado rechazando la persecución y amenazas hacia la trabajadora de la salud. “En vez de atacar a los trabajadores, lo que el gobierno debe hacer es priorizar la salud pública, aumentando el personal con correctas condiciones laborales y salariales y mejorando la infraestructura para asegurar una correcta asistencia a la población”, expresa el texto.

De los aplausos a los aprietes

La trabajadora Verónica Reyes fue quien recibió el “pedido” de rectificación por parte del Gobierno de la Provincia de Córdoba. La semana pasada brindó una nota a Canal 12 en donde detalló el colapso sanitario que atraviesa el Hospital Domingo Funes. Luego de esto, le llegó una notificación en donde le dan un plazo de 24 horas para corregir sus declaraciones.

Aquí parte de la notificación:

(…) Absolutamente todo lo expresado por Ud. es falso y malicioso. Con su difusión Ud. intencionalmente ocasiona un perjuicio no solo para la administración publica, sino sobre la población cordobesa, ya que sus dichos traen aparejado un impacto directo en el destinatario comunicando, informando, expresándose de forma errónea y falaz, no reflejando la realidad de los hechos. Que tales manifestaciones vertidas en medios masivos de comunicación, y especialmente considerando la situación de pandemia que nos encontramos transitando, causa indefectiblemente un temor público, en la población destinataria.

Por ello, y sin perjuicio de los deberes que particularmente impongan las leyes, decretos especiales, normativa concordante al hecho tipificado con basamento en su conducta inexcusable y antijurídica , entre otros art 1766 Código Civil y Comercial de la Nación, Código Penal, y con fundamento en los deberes que detenta el agente de la Administración Publica Provincial, se notifica a Usted la presente a los fines de que sirva RECTIFICAR en el plazo de 24 horas sus dichos en su totalidad y por los mismos medios, ello bajo apercibimiento de la aplicación del Régimen Disciplinario establecido por Ley 7625, art 112 incisos a),d), g) y m) siguientes y concordantes.

QUEDA USTED DEBIDAMENTE NOTIFICADA.

Empleado Digital

Provincia de Córdoba