No se salva nadie

La cementera Loma Negra despidió a 100 empleados y otros tantos tercerizados podrían perder sus trabajos en los próximos días. El gremio anunció que resistirán el ajuste y desde la empresa advirtieron que si no hay acuerdo cerrarán definitivamente la planta de Barker.

 miércoles, 8-mayo-2019

La cementera anunció el despido de más de la mitad de sus empleados de la planta de Barker y podría cerrar definitivamente esa plaza.


La cementera Loma Negra, una de las empresas más poderosas del país, anunció el despido de un centenar de empleados y otros tantos están a punto de perder sus puestos de trabajo debido a un proceso de reducción de su planta de Benito Juárez, con lo cual se suma a la nueva ola de despidos que está marcando el pulso a la crisis del sector.

La decisión obedece a lo que desde la gerencia de la fábrica definieron como una “readecuación de su capacidad productiva a la realidad actual y futura del mercado del cemento”, explica el comunicado oficial, mientras que desde el gremio anticipan que no aceptarán los despidos. “Son despidos encubiertos, aunque ellos lo planean como retiros voluntarios, prejubilaciones u ofrecimientos de traslado. Para nosotros eso no es una alternativa. Se cansan de amenazarnos de que nos van a mandar los telegramas de despidos y les advertimos de que si llegan a hacerlo, la lucha se va a recrudecer”, dijo Martín Isasmendi, secretario general del gremio de trabajadores mineros (AOMA) de Barker y Villa Cacique, en una entrevista para Página 12.

La planta de la localidad de Barker, en el partido bonaerense de Benito Juárez, emplea a unos 320 trabajadores y es una de las nueve plantas que posee la fábrica en todo el país. “Lo único que ofreció fueron traslados hacia Olavarría, Frías y Zapala. Le venimos diciendo a los trabajadores que no acepten esas cosas, por suerte la gran mayoría no aceptó. Encima hay cuestiones mentirosas”, agregó Isasmendi en diálogo con el diario de Olavarría, Infoeme, y aseguró que la empresa presentó un expediente en el que indica que el motivo de la reducción de personal es económico, que la planta tiene tecnología obsoleta y que el mercado de la zona está deprimido. “Consideramos que son todas mentiras”, concluyó el delegado gremial.

Desde Loma Negra dieron como única explicación que “la decisión se toma en un contexto en el cual la compañía tiene sobrecapacidad, sumado a los altos costos de producción y a los costos logísticos que insume el funcionamiento de esa fábrica”, según publica Infobae, y que en caso de no llegar a un acuerdo con el gremio, se procederá al cierre definitivo de la planta.

La empresa, fundada en 1926 por Alfredo Fortabat, pertenece desde 2005 al grupo brasileño Camargo Correa, y comenzó su historia en el país luego de que se encontraran canteras de piedra caliza en Olavarría. La planta de Barker funciona desde 1956 y a su alrededor se construyeron las localidades en las cuales habitan sus empleados y en las que actualmente residen unas siete mil personas.