“No somos esclavos, somos humanos”

A pesar de estar catalogados como servicio esencial, les trabajadores de la limpieza cobran un salario básico de 14.750 pesos por 44 horas semanales. Además del maltrato laboral y las amenazas de parte de las empresas, aseguran que el sindicato SOELSAC les dio la espalda. Ante los 10 despidos injustificados, un grupo de autoconvocades se movilizará hoy a las 17 horas por el centro de la ciudad para reclamar por sus derechos.

 viernes, 30-octubre-2020

Les trabajadores de la limpieza de Córdoba aseguran que cobran salarios básicos de 15 mil pesos y denuncian despidos y amenazas por desafiliarse del sindicato oficial SOELSAC y participar en movilizaciones de autoconvocados.


Desde la llegada de la pandemia, el personal de limpieza fue catalogado como “esencial”. Cumpliendo un rol fundamental en el combate contra el coronavirus, debutaron cobrando alrededor del 60% del sueldo. “De uno 25 mil pasamos a cobrar 15 mil pesos”, asegura Mariela Maldonado, referente de Empleados de Limpieza Unidos.

Además de un básico de 14.750 pesos – una cifra inferior a la Canasta Básica Alimentaria fijada en 17.625 pesos según el INDEC – por 44 horas semanales, denunciaron 10 despidos injustificados, maltrato laboral y amenazas de parte de las empresas, en connivencia con el sindicato SOELSAC que “les dio la espalda”. “Ponen cualquier excusa, como por ejemplo que un compañero no presentó un certificado”, dijo en relación a los argumentos vertidos en los telegramas que recibieron. “No tenemos respaldo de nadie: ni del sindicato, ni de las empresas, ni del Ministerio”, sostuvo quien padece diabetes y fue despedida luego de 30 años de servicio.

Frente a esta situación de desamparo, muchas personas habían comenzado a pasarse a CIS- CTA – un nuevo espacio gremial para los empleados del sector – lo que provocó la molestia y el apriete del sindicato que lidera Sergio Fittipaldi. Por su parte, Mariela junto a otres autoconvocades se organizaron en “Empleados de Limpieza Unidos”, desde donde reclaman un aumento salarial del 40%, el aguinaldo basado en el sueldo total -y no en el básico- y una audiencia en el Ministerio de Trabajo de la provincia. También exigen el cese de los aprietes a quienes participan de las movilizaciones y/o adhirieron al otro gremio, la provisión de los equipos de protección personal y los recursos sanitarios para prevenir el contagio del coronavirus. “Ya tenemos más de 40 compañeros infectados”, afirmó.

Con el apoyo de la Red de Trabajadores Precarizados e Informales, Ni Una Menos, organizaciones sociales y barriales, entre otros, hoy se movilizarán desde las 17 horas por el centro de la ciudad de Córdoba, cubriendo sus rostros con máscaras para preservar su identidad y la fuente laboral. “Es la primera vez que nos paramos frente al gremio”, admitió Mariela. “No sé si vamos a ganar, pero vamos a conseguir la dignidad de ser respetados”, finalizó.