No tan distintos

Esta mañana la Cámara de Diputados dio media sanción al proyecto de Interrupción Voluntaria del Embarazo: un primer paso para poner fin a una práctica clandestina que provoca más de 100 muertes al año. De los 18 diputados cordobeses, sólo cinco votaron a favor: tres legisladores del Frente de Todos y dos de la UCR. El Pro y Córdoba Federal se opusieron en bloque al aborto legal, seguro y gratuito.

 viernes, 11-diciembre-2020

El diputado del Pro, Luis Juez, votó en contra del proyecto de IVE al igual que todos los integrantes de su espacio político y de los representantes del bloque Córdoba Federal.


“Córdoba es una provincia de contrastes fuertes”, dijo riendo el diputado nacional Pablo Carro, al iniciar su discurso luego de la intervención de Luis Juez y cuando ya habían transcurrido 10 horas de debate. Un diagnóstico bastante acertado para definir las posiciones de los 18 legisladores cordobeses que participaron del tratamiento del proyecto de Ley de Regulación del Acceso a la Interrupción Voluntaria del Embarazo (IVE) y la atención postaborto. Sólo cinco legisladores votaron de manera afirmativa y 13 se opusieron a la normativa que busca poner fin a la clandestinidad de una práctica que provoca la muerte de más de 100 mujeres y personas gestantes al año.

Los bloques del Pro y Córdoba Federal coincidieron en el rechazo al proyecto. “No se conquistan derechos quitando otro derechos. Y con esta ley le vamos a quitar el único derecho que tiene la persona por nacer que es poder ver la luz del día”, argumentó desde el Pro, Luis Juez, quien recordó que en el año 2010 votó a favor de la Ley de Matrimonio Igualitario lo que le valió el castigo de sus coterráneos en las urnas. Por el lado de Córdoba Federal, el rechazo radicó, fundamentalmente, en la idea de que el “peronismo” siempre defendió a los más vulnerables y a quienes no tienen voz para defenderse. “No queremos más muertes, pero legalizar el aborto no es la respuesta”, sostuvo Alejandra Vigo. En tanto, Diego Mestre, diputado por la UCR, calificó de inoportuna e “inconstitucional” la ley y propuso como solución a “todas las partes” el proyecto de “adopción en gestación” presentado por él en marzo.

Con excepción del diputado Mario Negri (UCR- JXC) que votó a favor pero no hizo uso de la palabra, los argumentos cordobeses a favor de la vida de las mujeres y personas gestantes rondaron la importancia de conquistar un derecho humano, la reivindicación de la lucha histórica de las mujeres y las expectativas de las nuevas generaciones que crecieron acompañados por el Estado. “Las mujeres nos han enseñado que lo privado y lo personal es político. Pensando en todas ellas, yo no tengo ninguna duda que esta ley va a ser ley”, expresó Pablo Carro del Frente de Todos. Su compañera, Gabriela Estévez, habló alrededor de las 6:40 am y subrayó, desde su profesión de psicóloga, que lo traumático del aborto es la “estigmatización, la clandestinidad y el miedo”. Por su parte, Brenda Austin de la UCR-JXC, realizó una revisión histórica en materia de derechos de nuestro país y señaló que las resistencias siempre fueron las mismas. “Debemos emanciparnos del yugo que representa el Código Penal que hace 100 años sancionó este Congreso sin ninguna mujer sentada aquí”, expresó. “Nadie no regalará nada, como así ha sido en la historia. Por eso, esta vez, será ley”, finalizó.