No venderás

Ni Ercolini ni Lorenzini: Foppiani. Ajeno a la rima de apellidos y, aparentemente, al desguace de Vicentin, el juez penal de Rosario prohibió a la cerealera vender otras empresas del grupo y levantó el secreto bancario sobre los movimientos del resto de las firmas que lo componen. La medida fue resuelta en el marco de la denuncia por estafa realizada por acreedores.

 lunes, 28-septiembre-2020

Mañana sábado se estrena "Vicentin: de gran empresa a gran estafa", un documental que revela la verdadera historia de la cerealera y recupera las voces de los damnificados.


No venderás. Esa fue la resolución que tomó el juez penal de la Ciudad de Rosario, Nicolás Foppiani, en el marco de la denuncia por asociación ilícita y defraudación presentada por acreedores de la empresa Vicentin. Frente a la venta del 50% de Friar – perteneciente al Grupo Vicentin – al fondo de inversión extranjero BAF Capital, el fiscal de la Unidad de Delitos Económicos, Miguel Moreno, solicitó la prohibición del desprendimiento de otras firmas del conglomerado empresarial para evitar el desguace y vaciamiento de la cerealera. “No queremos que haya otros Renova, Glencore, o Friar”, expreso el abogado Gustavo Feldman, representante del grupo de acreedores perjudicados por la agroexportadora.

La medida judicial también abarca el levantamiento del secreto bancario, bursátil y fiscal acerca de los movimiento financieros de Vicentin y del resto de las empresas como Renova, Byanor, Terminal Puerto de Rosario, Algodonera Avellaneda, entre otras. “La justicia provincial rosarina está haciendo lo que ya se ha hecho en New York y en Asunción; buscando que no se siga perpetrando el delito”, precisó el letrado. Parte de los argumentos para concretar el fallo se apoyan en que, con posterioridad al concurso preventivo de febrero, la mayoría de los directivos de Vicentin SAIC comenzaron un proceso de desprendimiento de bienes.

Por otro lado, la cerealera presentó su balance 2019 recién esta semana – a pesar de que ya pasaron siete meses desde que se presentó en quiebra – en donde argumentan que la causa del “stress financiero” radicó en el resultado de las PASO, el cambio de las condiciones crediticias del Banco Nación, la devaluación y la sequía, entre otros factores. Según señaló el diputado Carlos del Frade, es muy llamativa de pérdida neta de la empresa en muy pocos meses. Además, indicó que no hacen alusión a las 1.418 transferencias bancarias que los directivos de la empresa se hicieron a sus propias cuentas personales entre agosto de 2019 y enero de 2020, y que no hay “ni una sola línea” sobre fuga de capitales y depósitos en empresas off shore. “Es indudable que la mayor preocupación que tiene la empresa es con los acreedores extranjeros y que buscan vender la firma a un consorcio multinacional”, sentenció.