Nos salvamos entre todxs

En medio de la crisis social y económica desatada por la pandemia, distintas organizaciones, cooperativas, clubes, empresas e instituciones lanzaron la campaña “Nadie se salva solx” con el objetivo de recaudar fondos para la compra de alimentos y productos de higiene que serán destinados a más de diez espacios comunitarios de la ciudad de Córdoba. Una iniciativa solidaria que busca resguardar la cuarentena barrial garantizando alimentos para los sectores más vulnerables.

 jueves, 23-abril-2020

Las ollas populares son una de las respuestas que se brindan desde los espacios comunitarios para asistir a miles de vecinos de los barrios más humildes de la ciudad


La crisis social y económica provocada por la aparición de la pandemia del coronavirus generó un cimbronazo muy fuerte en todo el mundo. Pero quizás el golpe más duro lo están recibiendo aquellos sectores más desprotegidos que acarreaban, desde antes del COVID-19, profundas desigualdades.

Los cuatro años de gobierno de Cambiemos elevaron las tristes cifras de la pobreza y la desocupación del país, dejando un panorama aún más complicado para enfrentar estoicamente la epidemia. Si tenemos en cuenta los datos correspondientes a Córdoba, el mejor equipo de los 50 años nos legó 40 mil nuevos pobres y la desocupación en ese sector creció 7 puntos: de 15,6% a un 22,9%.

Frente a esta cruda realidad, distintas organizaciones, cooperativas, clubes, sindicatos, empresas e instituciones – como la Sociedad Rural de Córdoba – lanzaron la campaña solidaria “Nadie se salva solx” que busca recaudar fondos para la compra de alimentos y productos de seguridad e higiene para diferentes espacios comunitarios de la ciudad de Córdoba.

Diego Villarreal, integrante de la Cooperativa La Victoria, explicó a Al Revés que la iniciativa solidaria surgió con el objetivo de ayudar a más de 10 merenderos/comedores que asisten a alrededor de 1100 y 1200 personas todos los días en los distintos barrios populares de nuestra ciudad. “Los sectores vulnerables son los que sufren más esta pandemia y es donde se nota más la desigualdad”, señaló. “La idea es poder resguardar la cuarentena barrial garantizando esos alimentos dentro de los barrios”, explicó.

De esta manera, y entendiendo la necesidad de complementar algunas ayudas del Estado como la Tarjeta Alimentar, tarjetas sociales, el IFE y los módulos alimentarios – que terminan siendo insuficientes – decidieron recurrir a la solidaridad de la sociedad para que realicen un aporte voluntario y así contribuyan a la colecta que no tiene fecha límite por ahora y durará mientras exista la emergencia sanitaria y alimentaria.

Los comedores, merenderos, copas de leche y ollas populares que serán destinatarios de la ayuda son el Comedor de la Cooperativa San José, Merendero Los Caprichositos, Merendero Rayito de Luz, Merendero Carlos de Dios Murias, Construyendo Sueños, Piecitos Descalzos del Corazón, Comedor Merendero Panza Llena/Corazón Contento, Comedor/Merendero La Huerta, Comedor/Merendero Ángel del Amor y Comedor/Merendero La 7 del Gringo.

“Nadie se salva solx” está organizado por Caleidoscopio Realización Audiovisual, Cooperativa San Carlos (productores de verduras agroecológicas), Cooperativa de Trabajo San José, Cooperativa de Trabajo San Cayetano, Miha, Cooperativa de Trabajo y reciclado La Victoria, Centro de Iniciativa Urbana, DLOS, Club Lxs Vaquerxs, Sociedad Rural de Córdoba, El Papagayo, El lápiz, Cispren, Darwoft, Bruxx.

Cómo dar una mano

Desde las redes sociales de “Nadie Se Salva Solx” explicaron de qué manera se puede ayudar:

A través de una transferencia bancaria a la siguiente cuenta corriente:

ADHERENTE: 98659 COOP. T CALEIDOSCOPIO LTA

OPERADOR: 1108144 GABRIELA CECILIA CABUS

N° DE CUENTA: 191-100-016779/7

CBU: 19101004-55010001677978

Una vez realizada la transferencia, enviar un e-mail a nadie.se.salva.solx@gmail.com con el comprobante de la operación y sus datos personales (Nombre, Apellido y DNI) así le enviamos el recibo correspondiente.