Números de espanto

Los analistas no encuentran calificativos técnicos para poner a la recesión que quedó expuesta con la baja anual del 5% de la industria, que en diciembre se derrumbó el 14,7%. Afirman que, con estos números, la recuperación no se produciría en los próximos meses.

 miércoles, 6-febrero-2019

Actividad reducida y despidos. La industria en su peor año desde los '90.


“Números espantosos”. “Recesión no vista desde la época de De la Rúa”. Esos fueron algunos de los comentarios de los economistas de todas las líneas sobre la caída de la industria del mes de diciembre, que llegó al casi 15% interanual. La construcción se hundió un 20,5% en la comparación diciembre 2017/diciembre 2018, siempre según datos oficiales del Indec.

Con este dato de la industria (concretamente, -14,7%) debutó el nuevo índice de producción industrial manufacturero (IPI manufacturero), que incorpora más actividades manufactureras y reemplaza al estimador mensual industrial (EMI). En el acumulado anual 2018, la producción industrial mostró una caída de 5% en comparación con el 2017, añadió el INDEC.

En cuanto a la construcción, la caída de la obra pública y de las construcciones privadas produjeron una baja muy fuerte (20,5%) en la interanual de diciembre y una caída del 3,3% respecto a noviembre. En todo 2018 registró una suba menor a un dígito (0,8%), lo que indica un parate casi total de las construcciones.

El derrumbe de la industria y de la construcción, más la inflación anual del 47,6% confirman que 2018 fue el peor año en materia económica desde los años 90. Los analistas comparan la recesión actual con la que se vivió durante la presidencia del radical De la Rúa.

En todo 2018, la industria perdió 61 mil puestos de trabajo registrados, sin contar los empleos en negro o informales que fueron los primeros en caer. Los analistas consideran que, con estos números, la tendencia reción podría quebrarse en el segundo semestre de 2019, si se dan determinadas condiciones: menos inflación, tasas más bajas, recomposicion salarial, dólar más competitivo para exportar.