Nunca es suficiente

El ministro Dujovne suplica en Washington que el FMI le adelante los préstamos para llegar a fin de mes, mientras el dólar cerró a casi 40 pesos, lo que le costó al Banco Central sacrificar otros 358 millones de las reservas. En tanto, la industria cayó 5,7 % en relación a julio y la construcción 2,5 % por el parate en la obra pública.

 martes, 4-septiembre-2018

El ministro Dujovne espera en Washington un apoyo que hasta ahora no logró frenar al dólar.


Ninguna de las señales políticas que envía el gobierno parecen calmar la cotización del dólar, que cerró otra jornada al borde de los 40 pesos: 39,60 empujado por la fuerte subasta del Banco Central, que tuvo que sacrificar 358 millones de dólares de las reservas, 100 millones al mediodía y 258 al cierre de la jornada.

La autoridad monetaria vendió el 72 % del total ofertado para abastecer al mercado, el mismo día en que el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, se encuentra en Washington a la espera de que el FMI adelante algo de los 50 mil millones de préstamos que el gobierno de Macri había negociado con el organismo para 2019 y 2020.

Sin embargo, ni las declaraciones de Cristine Lagarde a favor del gobierno ni el reciente apoyo del presidente Donald Trump a Macri, parecen ser suficientes para convencer al mercado de la solidez del programa de ajuste oficial. Como reconoció el ministro del Interior, Rogelio Frigerio, el país “tiene una crisis de confianza”.

Del poder financiero que lo bancó a muerte para hacer millonarios negocios, ya no caben dudas. De los que votan en el país –y que muchos creyeron en la revolución de la alegría-, también. La cruda realidad no deja margen para seguir esperando milagros en el segundo semestre.