EN VIVO
NADA DEL OTRO
MUNDO
/ de 7 a 9 hs
suscripcion alreves.net.ar
Bettina Marengo

Periodista

columnista alreves.net.ar

Oda al abuso de niñas

El caso de la niña violada en Jujuy, a la que le practicaron una cesárea, es el telón de fondo del editorial del diario mitrista.

Apología de la violación. Romantización del embarazo y la maternidad en la niñez. Mirada clasista y machista: algunas niñas (las pobres) nacieron para parir y son felices con ese destino. Visión de la mujer como útero-incubadora. Justificación de la falta de oportunidades para millares de chicas abusadas. Ocultamiento de las condiciones legales y caractéristicas del consentimiento sexual válido. Deliberada ignorancia de la vigencia del artículo 85 de Código Penal, que desde 1921 despenaliza el aborto en caso de menores violadas (entre otras situaciones) y del fallo FAL de la Corte Suprema de Justicia que dice que no hace falta pasar por Tribunales para acceder a la interrupción del embarazo en dichas condiciones.

Todo esto y mucha hipocresía (quien lo escribió probablemente no ensalzaría la maternidad a los 12 en otros sectores sociales o en su familia) incluye el editorial del diario La Nación de hoy, que se titula “Niñas madres con mayúsculas” y es una oda al abuso de todo tipo contra las niñas.

El texto reproduce supuestos testimonios de jovencitas embarazadas (es decir, violadas) que se negaron a abortar y hoy son felices madres de bebés. “El relato de estas realidades mueve a reflexionar sobre lo que es natural en la mujer, lo que le viene de su instinto de madre, lo que le nace de sus ovarios casi infantiles. ‘Nadie me lo saca’, afirmarán aferradas a la vida engendrada en sus vientres”, lastima el texto.

Entrelíneas, hay un mensaje al movimiento de mujeres que milita la legalización del aborto. “Los pañuelos verdes de quienes no aceptan las derrota legislativa siguen agitándose”, inicia la nota, que pone al feminismo en el terreno de los “perdedores”.

Nada es al azar en un editorial, aunque éste caiga en la mala praxis periodística. Se trata de un artículo de opinión que refleja la mirada del medio de comunicación y por lo general no lleva firma. La escribe habitualmente el director periodístico, el editorialista o un responsable periodístico de la edición, y no es un texto que se publique sin pasar por varias lecturas y controles de fondo y de estilo. Sobre todo en un diario como La Nación, donde la página editorial es considerada institucionalmente clave.

La pregunta es para qué o a quién La Nación le escribió este editorial. ¿Provocar al feminismo? ¿Un mensaje para el papa Bergoglio? ¿A Macri, a Vidal, a Cristina?

Por suerte, el texto apologista recibió repudios internos y externos. Y hasta de personas que no están de acuerdo con la despenalización del aborto. En las redes sociales el rechazo se enmarcó en el hagtash #NiñasNoMadres.

Unicef Argentina y escribió en Twitter lo siguiente:

El embarazo en la infancia no está vinculado al “instinto materno”, es abuso sexual y por tanto el embarazo es forzado. Los adultos (familia, Estado, instituciones) son responsables de proteger a las niñas y niños frente al abuso sexual. #NiñasNoMadres

La comisión gremial interna del diario rechazó el contenido del editorial e, individualmente, decenas de periodistas del propio medio, algunas con años de trayectoria en él, expresaron su desacuerdo. La movida recuerda a otra similar, producida cuando un editorial del mismo medio defendió a los represores de la última dictadura militar: parte de la Redacción se tomó una foto con carteles de repudio y la publicó en las redes sociales.