Oficial: más recesión y más desempleo

Se profundizan los datos que confirman la recesion y el desempleo, como ya se conoció sobre pobreza y consumo. El PBI cayó nuevamente, y la desocupación mostró (además del parate) los efectos de que más personas (sobre todos mujeres mayores) salgan a buscar trabajo y no lo encuentren.

 martes, 18-diciembre-2018

La peor cara de una economía en recesión es la pérdida de puestos de trabajo.


El Producto Bruto Interno (PBI) cayó el 3,5% interanual en el tercer trimestre de 2018, confirmando los datos de una recesión que ya lleva más de seis meses instalada. Es una caída fuerte pero algo menor a la anterior medición interanual, que dio -4,1%, siempre según datos oficiales de Indec.

En forma desestacionalizada, la caída entre el segundo y el tercer trimestre fue del 0,7%.

Por otra parte, el Indec informó el desempleo en el tercer trimestre, que pasó del 8,3% al 9% en la medición internanual.

“Es una suba estadísticamente significativa, aunque moderada y menor a la esperada (muchos esperaban desempleo de dos dígitos para el tercer trimestre 2018)”, explicó el sociólogo Daniel Scheingart en su cuenta de Twitter. El también economista afirmó que “se evidencia un deterioro moderado del mercado laboral, menor comparado con otras variables como el poder adquisitivo y pobreza, que empeoraron en una magnitud más profunda entre los 3ros trimestres de 2017 y 2018”.

Además, aclaró que según los números oficiales, “la suba de la desocupación no se explica por destrucción neta de empleo, sino por personas (mujeres adultas) que pasaron de ser inactivas a desocupadas (no buscaban empleo y ahora buscan pero no encuentran)”. Esto es algo que ya se sucedió en el segundo semestre del año.