Operativo Varados

Salieron del país aceptando la posibilidad de que se modifiquen frecuencias de vuelos, pero ahora son las nuevas víctimas del avasallamiento a las libertades. Con la enorme ayuda de los medios hegemónicos, quienes están en el extranjero y todavía no pueden regresar debido a las restricciones manifestaron el drama de tener que optar entre "seguir en un hotel" o "alquilar algo temporario".

 miércoles, 30-junio-2021

A pesar de que conocían que las medidas podían cambiar, muchos argentinos se quejaron por no poder regresar al país en el corto plazo.


Suspendidas – por ahora – las fake news referidas a las vacunas, dosis y demás yerbas, ahora todas las energías están depositadas en el “operativo varados”. Si bien también hubo tiempo para hablar acerca del problema que representan las restricciones para las líneas aéreas y el sector que reúne a las agencias de viaje, el principal foco está puesto en les argentines que viajaron al extranjero y no podrán regresar en el corto plazo.

Como si se tratase de personas que están sufriendo el abandono del Estado y con peligro de padecer hambruna, les “varades” son el nuevo drama argentino. Gracias a la fuerza hegemónica de los grandes medios del país, durante estos días se dio a conocer el conflicto que representa para una persona decidir si “sigue en un hotel o si alquila algo temporario”; o bien aquellos que no saben “qué rumbo tomar” hasta que le toque un lugar en las 600 plazas diarias que habilitó Migraciones.

Por más que Clarín recurra a la palabra que horroriza a la clase media-alta del país – habló de “cepo a los vuelos” – y que La Nación difunda una iniciativa para “unir gente que no puede volver al país”, lo cierto es que las 26 mil personas dieron su consentimiento al momento de viajar firmando una Declaración Jurada donde se les advertía sobre la posibilidad de que haya modificación de frecuencias de vuelos en el marco de la pandemia.

“Están convirtiendo Argentina en Cuba”, “no hay libertad”, “se quedan con tu dinero”, “es un problema cultural de los argentinos, nunca tenemos previsibilidad para nada” fueron algunos de los reclamos de los desahuciados. Desde el gobierno nacional, defendieron la medida que suspende la cantidad de vuelos y aclararon que esas personas no pueden ser consideradas “varadas” porque no hubo una medida sorpresiva.

Según información oficial, el 60% de les argentines que viajaron en el último mes fue por turismo. Sin embargo, los gigantes mediáticos hicieron hincapié en los viajes por “estudio”, “mudanza”, “residencia”. “Somos condenados por poder viajar”, dijo una de las víctimas.