Paños fríos: combustibles y prepagas sin aumentos hasta después de las elecciones

Para intentar mantener el costo de vida en menos del 3% mensual, el gobierno congelará estas tarifas, mientras los alimentos y servicios siguen marcando los récords de la inflación.

 lunes, 29-julio-2019

El ministro Nicolás Dujovne estudia anunciar medidas de contención para que la inflación se mantenga por debajo del 3% mensual hasta después de las elecciones.


Luego de que el gobierno autorizara a las empresas de medicina prepaga aplicar un aumento del 17,5% para el segundo semestre del año, Cambiemos pegó el volantazo y ahora quiere renegociar el acuerdo para que esos incrementos se posterguen hasta después de las elecciones y así contener la inflación y la bronca.

El plan, que el ministro Nicolás Dujovne anunciará en los próximos días, también aspira a ofrecer a las petroleras beneficios impositivos a cambio de evitar nuevos aumentos en los combustibles y dejar para noviembre las subas que estaban previstas a partir de agosto.

La frágil estabilidad del dólar es el otro frente que ocupa y preocupa al gobierno de Mauricio Macri y por este motivo las tasas de interés se mantendrán en lo más alto posible hasta después de las PASO, que en caso de resultarles favorables en las urnas permitirán anunciar la baja en los intereses que se están llevando los bancos por las compras de Leliq.

Las medidas forman parte de las exigencias que impone el Fondo Monetario Internacional para cumplir con las metas de inflación. De acuerdo a esta lista de tareas, Macri deberá mantener la inflación por debajo de los índices de junio, que registraron un promedio del 2,7% y con un leve descenso con respecto a mayo, que marcó un pico de 3,1%.

Las expectativas son altas: el gobierno aspira a que en agosto la inflación sea menor al 2%, mientras apunta a que los acuerdos en paritarias le inyecten una reactivación al mercado y mejoren los salarios reales.