Para Rossi, el proyecto de reperfilamiento es un cheque en blanco

El Jefe de la bancada del Frente para la Victoria en Diputados, Agustín Rossi, aseguró que el proyecto de renegociación de la deuda lo único que explicita es a autorizar al gobierno a hacer lo que quiera. Planteó que desde la oposición van a analizarlo con prudencia y responsabilidad, pero que están llenos de dudas y preguntas. El proyecto recién llegó al Congreso el jueves por la tarde. También aseguró que plantear la modificación de Código Procesal Civil y Comercial de la Nación al final del mandato es algo “agarrado de los pelos”.

 lunes, 23-septiembre-2019

El Diputado Nacional indicó que el proyecto de reperfilamiento de la deuda que envió el Gobierno al Congreso es poco claro


Sin apuro y con prudencia, la oposición se prepara para tratar el proyecto de la renegociación de la deuda que recién el jueves por la tarde el Gobierno se acordó de enviar al Congreso. Anoche, el candidato Roberto Lavagna reveló en un programa de televisión que el presidente Macri no sabía que el proyecto no había llegado a manos de la oposición. El resultado de las PASO parece haber dejado descolocado al gobierno que ya no se comunica internamente. En referencia a este proyecto, Agustín Rossi indicó esta mañana que hay que analizarlo con responsabilidad y toma de conciencia de la gravedad política, institucional y económica que vive el país, pero aclaró que “no hay ningún plazo que nos esté corriendo”, intentando así poner freno a una aprobación apresurada por parte del oficialismo. A su vez, descartó la idea que se difundió mediáticamente de que el gobierno lo único que buscaba era estirar los plazos de los vencimientos de la deuda. “No hay ninguna referencia de que sólo va a ser eso. Es cambiar los plazos, cambiar el monto”, explicó.

En cuanto a los puntos conflictivos del proyecto, el diputado enumeró la supresión de las tres condiciones que fija la Ley Complementaria de Presupuesto, es decir lograr una baja de los intereses, lograr mejores plazos y quita de capital para renegociar; la eliminación de las condiciones habituales de contratación que tiene el Estado – quieren elegir el agente financiero de forma directa y no por licitación pública -; y la inclusión de las cláusulas de acción colectiva que no hicieron antes cuando emitieron deuda. Según argumenta, el Gobierno les pide que autoricen a renegociar, pero no dice cuál es la oferta que tiene pensada hacer. “Es casi como un cheque en blanco”, aseguró.

Por otra parte, puntualizó que falta información respecto de la composición de la deuda. “No sabemos qué porcentaje tiene ANSES, cuánto el Fondo de Garantía de Sustentabilidad, cuánto tiene el Banco Nación, cuanto están en las provincias. No sea que estemos desvistiendo santos para vestir otros”, ironizó. En ese sentido, recordó que el Gobierno podría haber iniciado una renegociación con los tenedores de deuda bajo legislación nacional y una vez que estuviese reperfilada esa renegociación, podría haber mandado al Congreso y que el Congreso determine. “No me genera ningún atractivo generarle ciertas facultades al gobierno y que después el gobierno con todas esas facultades ni siquiera venga a rendir cuentas al Congreso”, afirmó.

Con relación al proyecto que enviará esta semana el Poder Ejecutivo Nacional al Parlamento para la modificación el Código Procesal Civil y Comercial, el ingeniero- que conoce de leyes- Agustín Rossi recordó que los códigos tienen una importancia jurídica muy grande en un país y que están por debajo de la Constitución en nivel de relevancia, por lo que son medidas que se toman o se debaten en escenarios de fortalezas de los gobiernos, en la primera mitad del mandato y no en los últimos dos meses de gobierno. “Plantear una modificación del Código Procesal Civil y Comercial en el final de tu mandato, en medio de una campaña electoral que a todas luces te da bajísima posibilidades de que tengas una buena performance electoral, me parece que está medio tirada de los pelos”, concluyó.