Pato criollo

Luego de anhelar el regreso de los Falcon Verde que “impartían justicia” en los años más oscuros de la historia de nuestro país, la legisladora radical Patricia De Ferrari fue suspendida por 6 meses, sin goce de sueldo e inhabilitada para ocupar cargos en la Legislatura hasta que finalice su mandato. Además de haber borrado el tweet y de argumentar que su redacción no fue “clara”, ahora acusó al oficialismo por no saber dialogar y quedar “entrampado en el pasado”.

 jueves, 29-octubre-2020

La legisladora radical Patricia De Ferrari fue sancionada por la Unicameral por su reivindicación del Terrorismo de Estado: un tweet que borró y defendió argumentando un error de redacción.


La legisladora radical Patricia De Ferrari no sólo es Licenciada en Ciencias Políticas, sino que también es la vicepresidenta del Comité Provincial de la UCR. Además, fue diputada nacional hasta el año 2015 y directora del Instituto de Capacitación Parlamentaria hasta el año 2019, entre otros cargos relevantes. Aun habiendo ocupado funciones importantes dentro del sistema democrático argentino, el pasado 22 de octubre reivindicó el Terrorismo de Estado cuando se preguntó cuánto tiempo faltaba para que aparecieran los “Falcon Verdes” para “impartir justicia” al militante social Juan Grabois y “compañía”. “Desde mis inicios en el quehacer político, la república, la democracia y la calidad institucional fueron mis principios”, señala, paradójicamente, su mini biografía en el sitio web de la Legislatura de Córdoba.

Además de borrar el tweet – que igual fue registrado por los usuarios de la red – argumentó, minutos después, que la redacción “no había sido clara”, a pesar de que se define como “escritora”. En este contexto, recibió una denuncia penal de parte de la Agrupación Julio Maier del Frente Grande por “instigación a la comisión de delitos y/o apología del crimen”; mientras que ayer la Unicameral – con dos tercios de los votos – decidió su suspensión por 6 meses sin goce de sueldo y su inhabilitación para ocupar cargos en la Legislatura y representar al cuerpo en actos públicos hasta que finalice su mandato. “Si estuviésemos en Alemania, a esta altura ya estaría presa de oficio”, dijo el Juan Manuel Cid de Hacemos por Córdoba.

Defendida por la UCR, Juntos por el Cambio y Encuentro Vecinal, la legisladora inició su defensa con la lectura de una carta, en la que negó ser “apologista de la dictadura” y de sus “atroces crímenes”, olvidando otro “error de redacción” en el que incurrió en el año 2008 cuando tipeó: “Poco más de 7900 indemnizaciones pagó el estado argentino peeero hasta juraban por los 30 mil…”, poniendo en duda la cantidad de víctimas que desapareció la última Dictadura Cívico Militar. Como frutilla del postre, apuntó contra el oficialismo por no “tender puentes de diálogo” al “quedar entrampado en el pasado”.