Perdieron por goleada

Las jubilaciones y asignaciones aumentarán un 7,78 % desde diciembre. Es el segundo aumento del año y lleva la movilidad anual al 28,8 %, muy lejos de la inflación. Otra vez, los jubilados fueron la variable de ajuste.

 viernes, 23-noviembre-2018

Emilio Basavilbaso, titular de Anses, junto a jubilados, que vienen perdiendo poder adquisitivo día tras día con esta gestión.


El gobierno aprobó un aumento irrisorio para las jubilaciones y asignaciones que corre a la inflación desde muy atrás. Con esto, la pérdida de nuestros mayores va a ser de al menos 20 puntos respecto a la inflación. La jubilación mínima alcanzará los $ 9.300, una cifra con un poder adquisitivo totalmente deprimido y con una canasta propia para los abuelos y abuelas que crece por encima de la general.

Las jubilaciones en dólares durante la gestión de Macri siguen cayendo sin parar: la mínima a partir de diciembre sería –con la cotización de hoy- de 252,22 dólares. Esto es un 42,19 % menos que lo que se pagaba en diciembre de 2015, al momento de asumir este gobierno. En aquel momento, los 4.299 pesos que integraban la jubilación mínima representaba 436,89 dólares.

“Determínase que el valor de la movilidad prevista en el artículo 32 de la Ley Nº 24.241 y sus modificatorias, correspondiente a diciembre de 2018, es de 7,78 %, conforme la fórmula obrante en la Ley N° 27.426”, es lo que reza la resolución publicada en el Boletín Oficial.

El nuevo cálculo, que rige desde marzo de este año y se compone en un 70 % por la inflación y en un 30 % por el coeficiente que surja del RIPTE (Remuneración Imponible Promedio de los Trabajadores Estables).

En nuestro país, los que sufren estos constantes saqueos son 7 millones de jubilados y pensionados, además de 4 millones de beneficiarios de Asignación Universal por Hijo, 5 millones de personas que cobran asignaciones familiares y 1,5 millón de beneficiarios de Pensiones No Contributivas (PNC) y Pensiones Universales para el Adulto Mayor (PUAM).