suscripcion alreves.net.ar

Peregrinación al contagio

En una misa para celebrar a la virgen patrona de Justiniano Posse, el 8 de septiembre pasado, el cura párroco les dijo a los fieles que se quiten los barbijos y que no había que tener miedo a la muerte. Ahora hay más de 900 personas aisladas por posibles contagios y se realizaron 32 hisopados de casos sospechosos.

 Miércoles, 16-septiembre-2020

EL parroco de la iglesia de Justiniano Posse celebró la misa el 8 de septiembre y pidió a los fieles que se quiten los barbijos. Hay más de 900 personas aisladas.


Justiniano Posse había logrado mantenerse libre de coronavirus durante casi toda la pandemia, con solo un par de casos que habían sido detectados en marzo, de personas que habían regresado del exterior. Ahora tiene más de 900 aislados, se realizaron 32 hisopados y ya se confirmaron seis casos nuevos, en un brote que comenzó durante la misa del pasado 8 de septiembre.

Según el periodista Adrián Leonardi, la celebración religiosa tuvo una convocatoria masiva en la iglesia del pueblo y el cura párroco les pidió a los fieles que se quiten los barbijos durante el ritual. “Habían establecido protocolos para misas con distanciamiento y una cantidad máxima de personas. Testigos dicen que el sacerdote decía que quienes usaban barbijo eran miedosos y que no tenía que haber miedo a la muerte porque si moríamos nos íbamos antes con Dios”, contó Leonardi en una entrevista con El Doce y agregó que el religioso es una persona que milita la anticuarentena y además realiza publicaciones en contra de las vacunas en su perfil de Facebook, que cerró luego de los contagios masivos.

En el hospital de Posse se confirmaron 16 casos positivos y se aguardan los resultados de 32 hisopados realizados en las últimas horas. “El 80 por ciento de los contagios ocurrieron durante la misa y hay un 20 por ciento en investigación que no tienen nexo con esta situación”, dijo Oscar Gómez, director del establecimiento.