Pichetto le pone el guiño a la derecha a Cambiemos

El flamante candidato a vicepresidente de la fórmula con la que Macri aspira a ser reelecto llega con un frondoso prontuario de frases célebres por su xenofobia, discriminación y antisemitismo. Repasamos algunas.

 miércoles, 12-junio-2019

Miguel Ángel Pichetto, antes que peronizar a Cambiemos, le abre un nuevo territorio, cada vez más hacia la derecha.


Parecía que la derecha se peronizaba, pero lo cierto es que la llegada de Miguel Pichetto a Cambiemos tiene más de un sinceramiento de ideologías por parte del ex jefe del bloque justicialista del Senado que de un gesto de amplitud inclusiva en el macrismo. De hecho, un repaso al vuelo de algunas declaraciones del senador indican que su fibra conservadora estaba esperando desde hacía largo tiempo para echar raíces en el poder y ahora aspira a desplegarlas desde una posición privilegiada en el ejecutivo nacional.

Una de las más célebres fue aquella en la que distinguía ante el Senado y en tono pedagógico, las diferencias entre los “argentinos judíos y los argentinos argentinos”, y que motivó que la Daia interviniera y le pidiera que haga aclaraciones públicas y pidiera disculpas por el gesto antisemita. La declaración fue durante su discurso en su defensa al acuerdo con Irán para esclarecer la voladura de la mutual judía el 18 de julio de 1994. Pichetto dijo entonces que el memorandum con ese país buscaba “tratar de encontrar en el diálogo las respuestas a un hecho denominado ‘atentado de la AMIA’ que les costó la vida a argentinos de religión judía y a argentinos que estaban en ese lugar”.

Algún tiempo después, en noviembre de 2016, en pleno cambio de piel del kirchnerismo hacia el oficialismo, Pichetto se refirió a la política de inmigración y se preguntó: “¿Cuánta miseria puede aguantar Argentina recibiendo inmigrantes pobres? La Argentina tiene que controlar. Hay una migración muy compleja y no hay ningún tipo de reciprocidad”, aseguró en una entrevista con el Canal 26 y para completar la idea, calificó de “resaca” a boliviano y peruanos. “Tenemos que dejar de ser tontos. El problema es que siempre funcionamos como ajuste social de Bolivia y ajuste delictivo de Perú. Perú resolvió su problema de seguridad y transfirió todo el esquema narcotraficante a las principales villas de la Argentina, están tomadas por peruanos. La Argentina incorpora toda esta resaca”, dijo y al inadi le llovieron denuncias desde los consulados y embajadas de Perú y Bolivia.

Por la misma época también se había ensañado con los reclamos de ampliación de derechos y se despachó con un diagnóstico, por lo menos, muy poco complaciente con la platea progresista. “El problema de la Argentina es la cultura igualitaria”, afirmó y tiró como ejemplo una estadística que lo escandaliza: “hay 35.000 colombianos estudiando en la Argentina”.

Una de las más recientes fue la crítica a la decisión del gobierno de Macri de adelantar los aumentos a la Asignación Universal por Hijo y pataleó por el decreto en nombre de lo que él definió como “la clase trabajadora”. “A los que trabajan no los mira nadie”, aseguró. “Hacen kirchnerismo blanco, con mejores modales, pero aumentan todo”, se quejó, sin tapujos y exigiendo que la mano se ponga más dura con los sectores más empobrecidos. “Lo que hace es aumentar la AUH un 46%, pero no importan los que trabajan, que tuvieron aumentos del 25, 30%. A los que trabajan no los mira nadie. A ellos les aumentan las tarifas, el ABL, el ARBA, todo”, siguió. Desde Cambiemos parecen haber ido tomando nota de las clases del doctor Pichetto y ahora lo quieren en sus filas.