Planes de auto-expolio

Miles de titulares de planes de ahorro para comprar autos están en problemas para pagar porque las cuotas subieron mucho más que los precios de los vehículos. Los Autoconvocados indicaron que una cuota que hace 20 meses era de $3.000 hoy esta en $12 mil. Esperan resolución de la Cámara para revisar los contratos con las concesionarias.

 miércoles, 27-febrero-2019

Por los aumentos, los autoplanes se volvieron impagables para sus titulares.


Miles de titulares de planes de ahorro para vehículos 0km están esperando que la Cámara Federal de Apelaciones de Córdoba resuelva un amparo colectivo presentado por los abogados locales de la ONG Protectora. El objetivo es lograr la revisión de los contratos frente a cuotas que se volvieron impagables por el aumento de los 0km, los seguros, los gastos administrativos a cargo del cliente y los costos a afrontar cuando llega el momento de retirar el vehículo.

Justiniano Montenegro, uno de los Referentes de los Autoconvocados por los autoplanes, comentó al portal de noticias Al Revés que en 20 meses, la cuotas de un auto chico o mediano pasó de $3.000 a $12.000 y que en muchos casos “se lleva la mitad de los ingresos del titular”. “Por ejemplo, en el caso de la línea Fiat, los que contrataron un plan para un Palio o un Siena, que ya no se fabrican más, fuero pasados a un Argo o un Cronos, y lo que salía 180 o 200 mil pesos hace 20 meses, hoy sale 600 mil”, explicó.

En igual sentido se expidió la abogada Melisa Gho, amparista junto a su par Guillermo Masciarelli, quien sostuvo que “las condiciones contractuales han cambiado mucho en relación al momento en que firmó. Los asociados iban a destinar el 20 o 30% de sus ingresos a la cuota del plan de ahorro, no el 50 o el 60% como sucede ahora con los aumentos”. Además, la abogada resaltó que tanto las concesionarias, como las administradoras del plan de ahorro (quienes financian la operación) como las fábricas, mantuvieron desinformados a los clientes, de modo que “los dejaron atados ante la situación”.

La acción colectiva fue presentada originalmente en el juzgado federal de Río Cuarto a cargo del juez Carlos Ochoa, quien rechazó el planteo. El fiscal de Cámara ya se expidió y el recurso está a resolución de la Sala B de la Cámara Federal.

“Esto no es un problema puntual de una persona, es generalizado. La mitad de los autos se venden con planes de ahora, y todos han sufrido los cambios de condiciones. Tampoco es un tema de una fábrica o de una concesionaria, son todas, aunque la mayor parte de los reclamos son por vehículos de Fiat y de Volkwagen. Muchos se han resignado a perder y dejaron de pagar, otros deben cinco cuotas, y muchas concesionarias no aceptan más que el pago total de la deuda, no aceptan pagos parciales”, señaló Gho y reclamó acción del Estado para evitar el expolio a los adherentes.

“Son tantas los que ya no podemos pagar que han colapsado los cuatro grupos de Facebook que tenemos como Autoconvocados”, graficó Montenegro. “Hay muchos que han dejado de pagar y pierden todo, en muchos casos los garantes están ayudando a pagar para evitar ser perjudicados. Nosotros no pedimos que nos regalen nada, pedimos que nos cobren los justo. Estamos pagando los autos mucho más caros de lo dice la lista de Acara (Asociación de Concesionarias de Automotores de la República Argentina)”, sostuvo. Y señaló que las propias concesionarias “no saben decir” por qué las cuotas aumenta tanto. “El dólar, las nafta, los gastos, de todo nos dicen. Pero cuando el dólar baja, los autos no nos bajan”, apuntó.

A fines de 2018, por efecto de la devaluación superior al 100%, un auto 0km costaba el doble o más que un año atrás. La caída de las ventas de vehículos nuevos fue estrepitosa en el segundo semestre, para llegar a un enero de 2019 con el 50% menos de autos vendidos que en enero de 2018. También bajaron las suscripciones a planes de ahorro, cuyas cuotas aumentaron más que las propias unidades.
En abril de 2018 las suscripciones a planes de ahorr bajaron un 2,9% y en mayo un 14%. En septiembre la caída fue del 50,9% y en diciembre fue de 56,2%, según un informe de Acara.