Plano inclinado para el salario real

En noviembre, los salarios formales promedio habían aumentado 20 puntos porcentuales interanuales menos que la inflación, lo que da una caída real del 13,3%. En diciembre se avizora otra baja. Son datos oficiales que no incluyen los salarios en negro, que perdieron más aún.

 miércoles, 30-enero-2019

No hay sector no perjudicado entre los trabajadores, porque la inflación les carcomió los ingresos a todos.


Mañana viernes el Indec dará a conocer las cifras oficiales de los salarios de noviembre, pero la Secretaría de Seguridad Social difundió hoy el índice Ripte (Remuneración Imponible Promedio de los Trabajadores Estables) de noviembre, que cayó en noviembre un 13,2% interanual en términos reales.

El Ripte mide solamente la evolución de los salarios registrados (con aportes) y no incluye al 30% del total de los asalariados, que es el porcentaje que trabaja en “negro”. Los salarios en negro, al estar fuera de convenio y no respetar las negociaciones paritarias, son más bajos que los salarios registrados por lo general.

El salario formal promedio en bruto estuvo en $33.733 en noviembre, que implica una suba nominal interanual del 28,9%, casi veinte puntos por debajo de la inflación, que en la interanual de noviembre estaba en el 48,5%. Esto se traduce en una baja real del poder adquisitivo de los sueldos del 13,2%.

Según el IET (Instituto Estadísitico de los Trabajadores, que pertenece a la fundación Germán Abdala) en diciembre también hubo una caída fuerte del salario real, del orden del 13,4%.