suscripcion alreves.net.ar

Plata dulce

Con una facturación anual de más de 20 mil millones de pesos, el ingenio azucarero Ledesma fue otra de las grandes empresas que solicitó auxilio al Estado para que abone la mitad de los salarios de sus trabajadores. Un mes antes había acordado con el sindicato papelero reducir el 30% de los ingresos de sus empleados y pagar el 70% pero de manera “no remunerativa”. Hasta el año pasado, la compañía “víctima de la coronacrisis” tenía una deuda de más de 65 millones pesos con el sistema previsional. Su dueño, Carlos Blaquier, es propietario de una de las mayores fortunas del país.

 Martes, 19-mayo-2020

Carlos Pedro Blaquier, uno de los dueños de las grandes fortunas del país, solicitó ayuda al Estado para pagar los sueldos de su empresa azucarera y papelera Ledesma


ATR (A todo ritmo) por el ATP. Así podría resumirse el oportunismo de las grandes empresas del país para acoplarse a las políticas de asistencia económica del gobierno. Al igual que Techint y Clarín, el ingenio Ledesma – propiedad de la familia Blaquier – solicitó y consiguió que el Estado abone la mitad de los salarios de sus trabajadores en el marco del Programa de Asistencia de Emergencia al Trabajo y la Producción (ATP) lanzado en medio de la crisis económica provocada por la pandemia. La compañía azucarera y papelera adujo ser víctima de las consecuencias de la coronacrisis, a pesar de que ya había pagado los sueldos de abril. Conclusión: el mes que viene descontará el monto que depositó el Estado para evitar “pérdidas”.

Además de tener una posición monopólica en el mercado – tiene el 40% por ciento de la producción nacional de papel – Ledesma SAIC facturó alrededor de 20 mil millones de pesos el año pasado y sus ganancias aumentaron un 128% de acuerdo a lo que señala un informe de Página 12. Su dueño, Carlos Pedro Blaquier, aparte de haber sido cómplice y socio de la última Dictadura Militar, es propietario de una de las 50 mayores fortunas del país: según un artículo de la revista Forbes del 2019, se ubica en el puesto 27 con 550 millones de dólares.

Sin embargo, la firma teme perder dinero. Es por eso que en abril pasado acordó junto al Sindicato de Obreros y Empleados de Papel, Cartón y Químicos de la Provincia de Jujuy reducir el 30% de los salarios a sus empleados, y pagar el 70% pero de manera “no remunerativa” . Por otra lado, a partir de la inscripción en el ATP, podrá elegir entre reducir las contribuciones patronales en un 95% o postergar su pago por dos meses, algo que ya venía realizando mucho antes de la pandemia: el año pasado debía 65.418.924 pesos al sistema previsional de acuerdo a lo que publicó la semana pasada Página 12.

La empresa Ledesma se negó a incluir sus productos dentro del programa de Precios Cuidados a principios de este año y, durante el gobierno de Cambiemos, el precio del azúcar subió un 500%. La estrategia de ganancia de los Blaquier se completa con el dato de que la firma no paga el impuesto inmobiliario urbano porque el lugar donde funciona figura como “ejido rural” y, a su vez, el gobierno del radical Gerardo Morales sólo le cobra el 0,75 % de ingresos brutos a la producción primaria gracias a una medida del ex presidente Mauricio Macri.