Plata dulce

El 80% de los dólares que ingresaron al país entre 2016 y 2018 fue para especulación financiera, aprovechando las excelentes condiciones que le propinó Cambiemos a este tipo de inversiones no productivas. El 80% ya se retiró. La fuga, financiada con deuda.

 lunes, 28-enero-2019

Con capitales especulativos, Cambiemos sostuvo el dólar todo 2016 y 2017.


La lluvia de inversiones productivas fue un clisé de la campaña de Mauricio Macri que los números retrucan, como a casi todas la promesas de Cambiemos. El 80% de los capitales que llegaron al país entre 2016 y 2018 fueron para inversiones financieras, para la especulación. Y de ellas, a finales del año pasado ya se había retirado el 80%, luego de obtener ganancias de hasta el 13% anual en dólares. Lo que dice, un gananción. De hecho, entre el 2016 y el 2017, Argentina fue uno de los principales países del mundo en recibir inversiones especulativas.

Esos son los datos más elocuentes que trae el informe del Observatorio de Coyuntura Internacional y Política Exterior (Ocipex), elaborado con el Banco Central como fuente, que desmiente al FMI cuando dijo que la “incertidumbre electoral” conspira con la llegada de inversiones al país. Las inversiones que producen riqueza y trabajo no llegaron en los últimos tres años, con o sin calendario electoral.

El paper indica que el punto de inflexion para el ingreso a mansalva de capitales especulativos se produjo en enero de 2017, cuando el entonces flamante ministro de Finanzas, Nicolás Dujovne, “removió el plazo de permanencia mínima para las inversiones de cartera en el país”. “Esto último, sumado a una tasa de interés récord y a la relativa estabilidad del tipo de cambio, acabaron por configurar un teatro de operaciones financieras de corto plazo prácticamente sin parangón a nivel mundial”, señala el documento.

Luego de esa decisión, la inversión en cartera escaló 720% en 2017 para llegar a u$s15.783 millones, mientras que la inversión productiva destinada a la economía real se mantuvo en niveles similiares, seis veces inferior a la especulativa.

Dice el informe que con ese ingreso récord de dólares especulativos, Cambiemos logró mantener el dólar relativamente estable hasta abril del 2018.

“De los u$s28.976 millones de inversiones de cartera que arribaron en los últimos tres años, ya emigraron u$s23.738, un 81,9% del monto total”, remarca el Ocipex. “La mayor parte, fue a parar a títulos de deuda y Lebac que arrojaron rendimientos de hasta 13% anual en moneda dura. Esa fuga fue financiada con reservas, los dólares del FMI y de colocaciones del Gobierno nacional”, resaltó.