Plazos no tan fijos

El Banco Central anunció el lanzamiento de los plazos fijos en UVA, con plazo de 90 días y tasa ajustable con la inflación y que además podrán ser cancelados antes de ese plazo, aunque con una tasa similar a los depósitos tradicionales. La medida apunta a retener el ahorro en pesos y evitar el traslado a dólares de los depósitos. La tasa se ajustará con la inflación para garantizar protección frente a los incrementos de los precios.

 viernes, 17-enero-2020

Los Depósitos con opción de cancelación anticipada en UVA prometen un rendimiento no menor a la inflación, ajustable por el índice de precios.


El Banco Central anunció ayer un nuevo producto financiero que deberá estar disponible en todos los bancos y que llevarán como denominación plazos fijos en UVA. Se trata de una nueva modalidad de ahorro en pesos, que ajustará su tasa de interés todos los días de acuerdo a lo que indique la Unidad de Valor Adquisitivo (UVA), regida por el valor de una milésima parte del costo del metro cuadrado de construcción y regida por el Índice de Precios al Consumidor.

El nuevo instrumento apunta a retener en el mercado financiero en pesos los depósitos de los ahorristas y evitar su traslado a dólares, mediante el resguardo que ofrece el ajuste de la tasa y la promesa de que no perderá ante la inflación.

Los Depósitos con opción de cancelación anticipada en UVA serán por un plazo no menor a 90 días, pero podrán cancelarse a los 30 días, previo anuncio anticipado con cinco días de antelación, y en este caso la tasa a aplicarse será similar a la de los plazos fijos convencionales.. Esta tasa será equivalente al 70% de la tasa de Leliq, que hoy está fijada en el 50%, con un rendimiento del 35% anual