Pobre Asignación

Aunque aumentará desde el 1 de marzo, la Asignación Universal por Hijo sigue perdiendo capacidad de compra. Se ajusta por inflación y salarios, pero los alimentos subieron más que el IPC (y a alimentos se destina el beneficio). Y en cuanto a los salarios, perdieron fuerte ante la inflación. Conclusión: todo mal para los titulares.

 martes, 26-febrero-2019

La AUH se incrementa de $1.816 a $2.031 pero igual perdió 17 puntos de valor real respecto a enero de 2018


La Asignación Universal por Hijo sigue perdiendo capacidad de compra por efecto de la nueva fórmula de movilidad (que se aplica tambien a las jubilaciones y pensiones) y por la alta inflación, especialmente la de los alimentos. El 1 de marzo de 2019 se aplicará un nuevo aumento del 11,83%. Este incremento reflejará la inflación de los anteriores seis meses (que fue alta), pero igual no logrará recuperar el terreno perdido por el beneficio, pasará de $1.816 a $2.031$.

Esa es la conclusión de un informe del Observatorio del Derecho Social de la CTA, que avizora que en 2019 la AUH seguirá en proceso de deterioro. Según el Observatorio, en enero de 2018 el valor real de la AUH cayó un 17% en comparación con enero de 2018, y entre marzo y mayo, la caída en comparación con el 2018 va a ser del 14% en promedio, lo que denota que el nuevo aumento no recupera el valor real del beneficio.

El organismo de la CTA calcula que recién a partir de julio las pérdidas de la AUH bajarían de los dos dígitos, pero sin recuperación de lo perdido.

Según el estudio, los incrementos deberían representar no el incremento del IPC Indec sino de la Canasta Básica de Alimentos. Desde hace meses, en Argentina los alimentos aumentan más que el general de los precios, y los beneficiarios de la AUH destinan la totalidad de lo que perciben justamente a comprar alimentos.

“Por ejemplo, en enero la inflación anual medida por el IPC fue del 49,3%, pero medida por la Canasta Básica de Alimentos aumentó un 55,8%”, dijo Luis Campos, coordinador del Observatorio.

Por otra parte, Campos resaltó que la indexación de la AUH se realiza sólo el 70% por la inflación y el resto por el índice salarial Ripte, que como sabe todo trabajador, crece muy por debajo de los precios. “El 30% de ajuste por el RIPTE baja el porcentaje de incremento de la movilidad. Es decir que el porcentaje de ajuste para la AUH va a ser ya de movida más bajo que la inflación”, sostuvo.

El tercer elemento que explica por qué pierde poder de compra la Asignación es que los precios siguen subiendo, como se vio en enero y se ve en febrero.