Por amor al arte

24
noviembre
2021

Por amor al arte

En el año 2008 y por iniciativa del gobierno de Juan Schiaretti, se aprobó la Ley de Reconocimiento Artístico de Córdoba a partir de la cual lxs trabajadorxs de la cultura podían acceder a una gratificación mensual vitalicia y a cobertura médica durante su vejez.

Luego de varias convocatorias en donde fue disminuyendo la cantidad de beneficiarios, la normativa dejó de implementarse y destruyó la ilusión de que muchxs artistas populares cuenten con una especie de jubilación luego de trayectorias signadas por la precariedad laboral.

Desde el teatro, el cine, la música, la danza, la literatura y las artes plásticas exigen que se resuelva el limbo en el que quedó la Ley Nº 9578, que no ha sido derogada pero tampoco se está aplicando.

Un derecho ganado en una nebulosa

Durante el primer gobierno de Juan Schiaretti, lxs trabajadorxs de la cultura recibieron con sorpresa y gratitud una iniciativa impulsada por dicha gestión.

A fines del año 2008, la Legislatura Provincial aprobó la Ley de Reconocimiento Artístico. La normativa creaba un régimen a partir del cual lxs artistas de la provincia tenían la posibilidad de acceder a una gratificación mensual, personal, no contributiva, intransferible y vitalicia.

Aquellas personas que fueran seleccionadxs y sus respectivos cónyugues y/o convivientes, también gozarían de un seguro de atención médica.

Si bien la normativa planteaba una serie de requisitos que debían cumplirse para otorgar el beneficio, hubo varias convocatorias.

En las primeras, se eligieron unas 8-10 personas por disciplina. Pero luego el número fue disminuyendo. Lxs referentxs culturales estiman que la ley se dejó de implementar durante el gobierno de José Manuel De la Sota, aproximadamente.

Desde el mundo del teatro, el cine, la música, la literatura, la danza y las artes plásticas vienen exigiendo respuestas y reclamando una solución al problema.

La Ley Nº 9578 no ha sido derogada pero tampoco se está aplicando.

“Es un derecho ganado que se ha perdido en una nebulosa que no se entiende muy bien qué es”

Toto López, actor y director de teatro.

Para quienes han transitado un largo camino en el ámbito de la cultura, han destinado horas a formar a otras personas de manera gratuita y han formado espacios/grupos sin esperar nada a cambio, el no cumplimiento de la Ley 9578 es un atropello a tantos años de dedicación.

“La ley es un acto de justicia a esa entrega que tuvimos durante nuestra juventud”

Jorge González, actor y fundador del Grupo Taller de Teatro Cosquín con más de 30 años de trayectoria

Frente al presunto problema de financiamiento que implica abonar el reconocimiento – equivale a tres veces y medio el haber mínimo de una jubilación ordinaria – lxs trabajadorxs de la cultura recordaron que la ley prevé una partida específica del presupuesto provincial para dicho objetivo.

“Quizás sea necesario regular la cantidad de beneficiarios de una manera razonable y ver de dónde puede surgir el dinero”

José Luis Arce, director, dramaturgo y escritor.

A pesar de la comprensión que manifiestan lxs artistas, lo cierto es que la ley había llegado para saldar una deuda histórica. Además de tipificarlxs como trabajadorxs a quienes no recibieron ningún beneficio, contemplaba el aspecto social de la vejez teniendo en cuenta la naturaleza del trabajo artístico.

...
El director, dramaturgo y escritor José Luis Arce tiene más de 40 años de trayectoria.

Precarixs naturales

Casi todas las personas con quienes dialogamos sobre la problemática hicieron referencia a la precariedad laboral que circunda el mundo artístico.

Algunxs cobran becas u otro estímulo económico circunstancial. Otrxs son monotributistas. Solo aquellxs que se dedican a la docencia, tienen “asegurada” una mínima jubilación.

“Si hubiéramos tenido que aportar, no teníamos dónde hacerlo”

José Luis Arce

Figuras populares que después viven en la miseria. Grandes maestrxs que terminan en asilos sin cobertura social. Enormes talentos que deben recurrir a ayudas familiares para poder atravesar los últimos años con cierta dignidad.

A su vez, la pandemia expuso de manera brutal las desigualdades y la informalidad de la actividad.

Descubrieron que muchxs estaban “en la diaria”

Dado el contexto de extrema vulnerabilidad, la desafectación de la Ley Nº 9578 significa un retroceso en el reconocimiento a la trayectoria de excelencia de lxs artistas y los despoja de una gratificación vitalicia.

“Es una ley y lo único que puede reemplazarla es otra ley”

Jorge Cruz Crinejo

Si bien ellxs admitieron que no pensaban en la vejez cuando eran jóvenes, remarcaron que el beneficio económico implica “devolverles algo” a quienes dedicaron gran parte de su vida a divertirnos, emocionarnos y enseñarnos a disfrutar del arte en todas sus expresiones.

...
Jorge González junto al Grupo Taller de Teatro Cosquín creado hace más de 30 años.

...
Jorge Cruz Crinejo es un reconocido artista plástico de Córdoba que se especializa en murales.

 Temas 

2
diciembre
2021

 Temas 

1
diciembre
2021