suscripcion alreves.net.ar

Por decreto sí, por ley no

Juntos por el Cambio no quiere que se debata la ley de reforma judicial y no estará en el acto de presentación del proyecto que realizará el oficialismo. Los mismos que aceptaron la designación por decreto de dos jueces de la Corte Suprema durante la presidencia de Mauricio Macri y el funcionamiento de una "mesa judicial", ahora no aceptan que el Congreso debata una ley para replantear el sistema de administración de la justicia.

 Miércoles, 29-julio-2020

Mauricio Macri, que a las pocas horas de asumir la presidencia en diciembre de 2015 nombró por decreto a dos jueces de la Corte Suprema, ahora se opone a la posibilidad de una ley de reforma judicial.


Luego de una reunión virtual en la que participaron Mauricio Macri, Patricia Bullrich, María Eugenia Vidal, Horacio Rodríguez Larreta, Alfredo Cornejo, Maximiliano Ferraro, Mario Negri, Luis Naidenoff, Cristian Ritondo, Juan Manuel López y Maricel Etchecoin, Juntos por el Cambio publicó un comunicado con el título “Nos oponemos al aumento de miembros de la Corte Suprema”, en las redes sociales.

De esta manera, la oposición en bloque anunció que no asistirá a la presentación oficial del proyecto de reforma judicial que impulsa el gobierno y que será anunciado en un acto en la Casa Rosada. La reforma, que fue una de las promesas de campaña de Alberto Fernández y fue anunciada durante su primer discurso ante el Congreso, incluye la conformación de un consejo asesor integrado entre otros por Inés Weimberg de Roca, presidenta del Tribunal Superior de Justicia (TSJ) que Macri había propuesto en para el Ministerio Público Fiscal, y por Carlos Beraldi, uno de los abogado de Cristina Fernández de Kirchner.

El rechazo opositor tiene entre sus argumentos explícitos que no están de acuerdo con ninguna modificación de la justicia. “La comisión de expertos, que no integramos y no tenemos pretensión alguna de integrar, tiene una mayoría de integrantes con opinión formada, que es la de sugerir una ampliación de los miembros de la Corte Suprema y un funcionamiento del máximo Tribunal en salas. El objetivo es claro: crear una instancia más en el sistema de justicia penal federal, para seguir prolongando causas, para dictar nulidades, sobreseimientos, o cualquier otra resolución judicial que garanticen impunidad. Algunos de los expertos convocados tienen claro cómo diseñar la nueva composición, funcionamiento y los futuros procedimientos ante la Corte que garanticen ese objetivo”, dice el texto del partido y agrega que rechaza la invitación a proponer candidatos y anuncia que no facilitarán los dos tercios de los votos necesarios en el Senado de la Nación.

Nada incluye el comunicado sobre los nombramientos de dos jueces de la Corte Suprema por decreto presidencial que hizo Macri a pocas horas de haber asumido, en diciembre de 2015, cuando designó a Carlos Rosenkrantz y Carlos Rosatti sin respetar el mecanismo institucional de proponer candidatos ante los legisladores.