Por goleada

Cambiemos volvió a perder en tres de las cuatro provincias donde se eligió gobernador este domingo. Jujuy es por ahora la única en sostener el bastión macrista en el interior argentino, mientras el radicalismo cambió de sede hacia Mendoza y Buenos Aires sigue siendo la gran incógnita.

 Lunes, 10-junio-2019

El peronista Gustavo Bordet ganó con el 57,47% de los votos en Entre Ríos.


El mapa que en 2017 pintó de amarillo a casi todo el país durante las elecciones legislativas, en 2019 aparece refractario para Cambiemos. En lo que va del calendario electoral, el gobierno de Macri perdió en 12 ocasiones y recibió anoche el primero de los triunfos, con la previsible reelección de Gerardo Morales en Jujuy, que se quedó el 43,65% de los votos, mientras el peronista Julio Ferreyra obtuvo el 32,83%.

Desde la Casa Rosada, la explicación que reiteran como un mantra, desde Marcos Peña hacia abajo, es que los oficialismos están ganando, que la estabilidad de los modelos en funcionamiento se corresponde con el humor de mantener el rumbo y que por estos indicadores la reelección de Macri, Vidal y Larreta es casi segura.

Sin embargo, la definición de la provincia de Buenos Aires -donde la fórmula Kicillof Magario se impone en las encuestas- y de Santa Fe serán determinantes, luego de que el radicalismo retrocediera en Córdoba y perdiera cuatro de las nueve intendencias que sostenía para la causa de Cambiemos en el interior.

El calendario electoral continuará el próximo domingo con las generales de gobernadores en Santa Fe, San Luis, Tierra del Fuego y Formosa, mientras que hasta el 22 tienen tiempo los partidos para presentar sus fórmulas de cara a las Primarias Abiertas Simultáneas y Obligatorias del 11 de agosto.

Las PASO mendocinas por su parte definieron ayer al radical Rodolfo Suárez en la interna de Cambiemos y sostiene la primacía de la UCR en esa provincia, que recién el 29 de septiembre tendrá sus elecciones generales.

En Entre Ríos, el peronista Gustavo Bordet arrasó con el 57,47% de los votos, y en Tucumán Juan Manzur hizo lo propio con el 50,13% para retener el mandato por otros cuatro años. Desde Chubut, acompañado por su amigo Sergio Massa, Mariano Arcioni fue elegido gobernador por el Frente Renovador con el 38,02% de los votos.