EN VIVO
NADA DEL OTRO
MUNDO
/ de 7 a 9 hs
suscripcion alreves.net.ar

Precios electorales

Desesperado por la caída en picada en su imagen, Macri negocia contrarreloj una nueva versión del programa Precios Cuidados, aunque sería sólo hasta noviembre. Según información de la Casa Rosada, el propio Marcos Peña y el ministro Dante Sica negocian empresa por empresa para que las multinacionales alimenticias y los supermercados cumplan lo que nunca está en la góndola.

 Viernes, 12-abril-2019


Macri y su gabinete se cansaron de cuestionar la intervención del Estado en la economía, el acuerdo de precios o cualquiera otra medida que “interfiriera” en la producción y comercialización de los bienes y servicios. El mito neoliberal de la “mano invisible” del mercado que todo lo equilibra.

Desesperado para que el fracaso económico no se traduzca en un fracaso político en octubre, el Presidente y su equipo están negociando el lanzamiento de una nueva versión del programa Precios Cuidados, creado durante el segundo mandato de Cristina para ofrecer una canasta de bienes y servicios más económica.

Pero es tan oportunista la movida, que la orden de Macri es que la cuarta versión de este programa durante el gobierno de la Alianza 2 duraría hasta el 24 de noviembre. Es decir, hasta que pase el muy posible ballotage que definirá quién gobernará la Argentina por los próximos cuatro años.

Hasta ese día los productos que integren el nuevo listado de valores máximos, deberán ser lo suficientemente amplios como para que influyan en la estructura general de precios, tendrán que estar en tiempo y forma en las góndolas de los supermercados, obviamente no podrán incrementar sus valores y, en lo posible, deberían abarcar la mayor cantidad de rubros que se puedan negociar.

Un comportamiento empresario que nunca se cumplió como debiera, ni siquiera durante el kirchnerismo, aunque durante el populismo malo el programa era mucho más eficiente. El tiempo corre para el gobierno porque el martes se va a conocer el índice de Precios al Consumidor (IPC) de marzo, que superará el 3,5%. Varias consultoras privadas y organismos universitarios lo ubican en el 4%, lo que llevaría la inflación para el primer trimestre del año por encima del 10%.