Puertas cerradas al final del túnel

El segundo semestre muestra que 1 de cada 4 despidos se debió a empresas o plantas que cerraron por la crisis económica, porcentaje que en la industria es 1 de cada 3, según un informe del Centro de Economía Política Argentina (CEPA). Hernán Letcher, uno de sus autores, le dijo a Al Revés que sin un cambio de rumbo el panorama no va a mejorar.

 lunes, 10-julio-2017


“Hasta el momento, los despidos no habían estado relacionados directamente con el cierre de la empresa en sí, sino con procesos de ajuste, pero en el segundo trimestre de 2017 ese proceso se acentuó con un incremento sensible de pérdida de puestos de trabajo a raíz de cierres de plantas o empresas. Se saltó de 900 casos en el primer trimestre de 2017 a casi 2500 en el segundo trimestre, es decir que se multiplicó casi por tres”, señala el desolador informe de CEPA.

El informe sobre despidos y suspensiones registró una pérdida de 3700 trabajos desde comienzos del año, además de un aumento de la cantidad de empresas que bajaron la persiana, sobre todo en el sector industrial: casi 70 de cada cien empleos perdidos correspondieron a esa actividad.

¿Es posible que sigan cerrando empresas, fundamentalmente Pymes? Le preguntó este portal a Hernán Letcher, uno de los autores del informe. La respuesta es tan desalentadora como los números: “Sí, y para que esto se modifique deberían cambiar tres cosas: la primera es recuperar el consumo interno, para lo cual los salarios le deberían ganar a la inflación, y que se recupere además lo perdido en términos de capacidad adquisitiva”.

Sin embargo, Letcher resaltó que si bien hay una caída menos pronunciada del ingreso real en comparación con el primer año de Macri, esto se da sobre un piso más bajo de lo ocurrido hasta el 2015. En este sentido, señaló que “si comparamos el salario desde que asumió Macri hasta julio del 2018, suponiendo una inflación del 1 por ciento mensual -que es menor de la que realmente existe-, con el salario del período 2012 y 2015, te da un promedio de 6 puntos menos de ingreso de los trabajadores”.

El otro dato que explica esta pérdida de puestos de trabajos es la apertura importadora impulsada por el gobierno: “ellos lo aplican como una política de control de precios, por eso no creemos que lo vayan a modificar”. Y el tercer aspecto, demoledor para las Pymes, son los tarifazos en los servicios públicos: “la mayoría ocurrieron entre febrero y abril, pero está planificado que vaya a haber otros entre octubre y noviembre”, resaltó Letcher .

El proyecto afecta principalmente a las Pymes con menos de 100 trabajadores, “que son las que generan el 70 por ciento del empleo, pero, al no poder seguir con su actividad se da un proceso de concentración, como con Pepsico, que cierra su planta en Vicente López con 600 empleados, pero no contrata a otros, le exige a los de la planta de Mar del Plata que produzcan más o importa su mercadería desde Chile”, advirtió Letcher.


“En el acumulado desde diciembre de 2015, desde que asumió la presidencia Mauricio Macri, hubo 264.143 despidos y suspensiones brutos (76.526 del sector público y 187.617 del privado)

Informe del Centro de Economía de Política Argentina