suscripcion alreves.net.ar

Que el drama no se convierta en tragedia

Martín Guzmán presentó el programa de renegociación de la deuda ante el Congreso y explicó los fundamentos y objetivos que tendrá su trabajo con el Fondo Monetario Internacional y los bonistas de las deudas externas del país.

 Jueves, 13-febrero-2020

Martín Guzmán subrayó la necesidad de que los fondos de inversión no marquen la pauta de la política macroeconómica.


El ministro de Economía, Martín Guzmán, presentó ante el Congreso de la Nación la Ley de Reestructuración de la Sostenibilidad de la Deuda Pública y desmenuzó los principales argumentos y objetivos que tiene el programa, con el cual comenzarán a realizarse las negociaciones para la renegociación con los organismos acreedores internacionales, entre ellos el FMI.

“Es importante entender que el FMI es responsable. Es importante no olvidarnos de nada para hacer las cosas bien en el futuro”, dijo y agregó que “hay mucho dinero en juego y gente que juega muy fuerte”, dijo y agregó que “el ese juego nosotros estamos del lado de la gente” y que “nunca más se deben repetir ciclos de sobreendeudamiento”.

La sostenibilidad en el plan de pago de la deuda fue uno de los ejes centrales de la argumentación y en este punto dijo que la austeridad no será el camino para lograrlo. “No hay peor opción que la austeridad fiscal en una recesión”, afirmó. “Todos tendremos que definir de qué lado estamos; nosotros estamos del lado de la gente”.

También señaló que las negociaciones con el FMI se están desarrollando de manera constructiva, porque “es responsable de la crisis de deuda que vive la Argentina”, recordó. “Muchas veces se han hecho promesas rimbombantes que después no se pueden cumplir. Si queremos dar un final de página a los ciclos de sobreendeudamiento recurrentes tenemos que tomar compromisos que sí se puedan cumplir” señaló y apuntó a un plan que construya “una estructura productiva diversificada, que permita satisfacer el objetivo de la inclusión social”.

“Venimos a revertir la dinámica de frustración de la sociedad Argentina. Con estos números es necesario que haya una restructuración de la deuda y está claro que habrá frustación, pero por parte de los bonistas. Nos tenemos que sentar todos a la mesa sobre la base de responsabilidad y realismo para evitar que sea una pérdida para todas las partes”.

“No vamos a permitir que fondos de inversión extranjeros marquen la pauta de la política macroeconómica”, dijo Guzmán y que “en el jugeo de alguien que no coopera, y que es parte responsable de esta crisis, porque terminaría desequilibrando el programa que se necesita para resolver el problema de la deuda”.

“Enfretamos el enorme desafío de evitar que esta situación dramática no se vuelva una tragedia social”, siguió el ministro, y sostuvo que para poder pagar la deuda, 2la Argentina tiene que poder crecer y para poder crecer se tiene que quitar de encima el peso de una deuda que asfixia”.

NOTICIAS MÁS RELEVANTES