Que no se corte

La coronacrisis está golpeando duro a las industrias del país. De un total de 1300 industrias, casi la mitad cortó la cadena de pagos, un 57% afectó el pago de impuestos, el 37,6% no abonó los servicios públicos y, hasta ahora, el 12,3% no pudo pagar salarios. La UIA advirtió sobre las dificultades que atraviesa el sector y reclamó al Banco Central un rol más activo para facilitar y agilizar el acceso al crédito, ya que sólo un 20,2% logró concretar los préstamos al 24%.

 miércoles, 6-mayo-2020

La UIA advirtió al gobierno que casi la mitad de las industrias del país vieron afectada la cadena de pagos y que un 60% de las empresas presentan dificultades para el pago de salarios


La inédita pandemia que vive el mundo impacta de manera importante sobre la economía de los países y, fundamentalmente, sobre el aparato productivo. Si a eso le sumamos que Argentina venía sufriendo las consecuencias del “industricidio” – se cerraron alrededor de 20.000 pymes y se perdieron 140.000 empleos durante los últimos cuatro años- el combo es más complicado aún.

Ayer los representantes de la Unión Industrial Argentina dieron a conocer los datos sobre la situación que atraviesa el sector en este contexto de pandemia. A través de una encuesta realizada a fines de abril a más de 1300 fábricas, señalaron que casi el 50% de las empresas tuvieron que cortar la cadena de pagos o tienen pendientes el pago a sus proveedores. También revelaron que la mayoría priorizó los salarios en desmedro de los impuestos y servicios públicos: un 57% afectó el pago de impuestos y el 37,6% no abonó los servicios públicos, mientras que – hasta ahora – sólo el 12,3% se vio imposibilitado de pagar los ingresos a sus empleados.

Otro de los puntos que remarcaron al ministro de Producción, Matías Kulfas, durante la reunión vía teleconferencia, fue la caída en la producción y en las ventas, tanto de las empresas exceptuadas como de las industrias afectadas por el Programa de Asistencia de Emergencia para el Trabajo y la Producción (ATP). En el primer grupo, un 35% de las fábricas no están produciendo y un 43% registró una caída superior al 60% en las ventas; mientras que en el segundo, los números ascienden a un 64% de empresas sin producción y a un 71% que sufrió derrumbe en las ventas. /p>

Pero, según expresaron los dirigentes industriales, el punto crítico reside en las posibilidades de aprobación de créditos/préstamos que permitan enfrentar la crisis desatada por la Covid-19. En ese sentido, la UIA pidió un rol más activo del Banco Central para facilitar y agilizar el acceso al sistema financiero, debido a que hay un 60% de las empresas que ya presentan dificultades para poder continuar pagando salarios. Así, reclamaron que sólo un 20,2% logró concretar los préstamos al 24%, mientras que hubo un 57% de empresas a las cuales se les rechazó el pedido. Además, remarcaron que un 81% de las pymes no logró cobrar cheques durante el último mes.

En referencia a este tema, el Banco Central publicó un balance parcial del acceso a los préstamos al 24% por parte de las pymes, en el cual indicaron que desembolsaron alrededor de 141 mil millones de pesos, de los cuales las entidades nacionales otorgaron 8.100 millones de pesos, los bancos públicos y privados del país aportaron $6.300 millones y las entidades extranjeras $ 11.400 millones.